Pin It

Las Soluciones de abonos NPK son soluciones saturadas de sales fertilizantes que contienen N, P2O5 y K2O, que se aplican generalmente en fertirrigación.

Según su pH se clasifican en neutras, de pH próximo a 7, y ácidas, cercano a 2.

El pH condiciona su aplicación: las neutras se aplican con aguas de buena calidad en las que no hay riesgo de precipitaciones y las ácidas, con aguas salinas, ricas en bicarbonatos de calcio y magnesio, en las que existe riesgo de precipitación.

En su fabricación entran a formar parte materias primas muy diversas, generalmente: urea, fosfato monoamónico y ortofosfato amónico (en las neutras), ácido fosfórico (en las ácidas) y cloruro potásico.

Se almacenan en tanques de polietileno, poliéster, fibra de vidrio, acero inoxidable, butilo y PVC. No deben mezclarse con otros fertilizantes para evitar precipitados y cristalizaciones.   

Las fórmulas que se fabrican son de baja graduación para evitar cristalizaciones cuando la temperatura desciende.

Las fórmulas más frecuentes en el mercado español son:
NPK 4-8-12 neutra y ácida
NPK 6-8-8 ácida
NPK 8-4-10 neutra y ácida
NPK 10-6-10 neutra
NPK 10-4-6 neutra
NPK 12-4-6 ácida

Las características que las definen son:
La densidad, que está en torno a 1,2 kg/l, y
La temperatura de cristalización, que debe de ser igual o inferior a 0ºC. 

 

Soluciones de abonos NPK - Fertilizantes en solución NPK