Pin It

El Boro se encuentra en los suelos agrícolas como ácido bórico, B(OH)3. En boro es un microelemento muy importante en agricultura y especialmente importante en cultivos concretos.

En los suelos está en cantidades muy bajas por lo que a pesar de que las plantas lo necesitan en cantidades pequeñas, en ocasiones aparecen deficiencias de este nutriente.

Las principales fuentes de boro en los suelos son: el material original, la materia orgánica y su adición como fertilizante, mientras que las salidas se deben a la absorción por la planta, el lavado y la fijación en los coloides del suelo.

Por tanto, los problemas de deficiencia se podrán encontrar en suelos ácidos, lavados, principalmente arenosos, o por el contrario en suelos encalados o calizos con elevado contenido en arcillas o materia orgánica.

Las principales fuentes de boro son el ácido bórico o los boratos sódicos o cálcicos que, muy frecuentemente se aplican junto a los fertilizantes complejos NPK con la fertilización de fondo.

Curiosamente se puede pasar de la deficiencia de Boro a la toxicidad en un intervalo de dosificación muy pequeño, es necesario asegurarse de la deficiencia de este elemento antes de aplicarlo.

las dosis de aplicación de Boro recomendadas son entre 3 y 6 kg/ha al suelo (producto con una riqueza del 16%) para cultivos sensibles, dependiendo de la intensidad de la carencia y siempre teniendo en cuenta un equilibrio adecuado con el calcio.

Las pulverizaciones foliares son también aconsejables. En algunos cultivos como el girasol, la alfalfa, el olivo, la remolacha, etc., el boro es un elemento a tener en cuenta. 

 

Boro - Fertilización con micronutriente en agricultura