Pin It

El Molibdeno es otro microelemento que puede presentar carencias en agricultura, que se pueden corregir con aplicaciones de molibdato de amonio o sódico, aplicándolas a los cultivos por vía foliar o al suelo.

El molibdeno es también poco abundante en el suelo y se requiere en cantidades muy bajas por los cultivos, de manera que sólo en condiciones muy singulares de suelos con pH<6, ácidos, y con elevada presencia de óxidos, o en condiciones de elevada disponibilidad de nitratos, se han detectado deficiencias de este elemento.

La aplicación de molibdato amónico o sódico es suficiente para resolver el problema.

Se pueden hacer aplicaciones de Molibdato de Amonio incorporado al suelo, la dosis puede ser 20-200 g Mo/ha.

También se pueden realizar aplicaciones foliares de Molibdato de amonio a razón de 5-75 g Mo/ha.

 

Molibdeno - Fertilización con molibdato amónico o sódico en agricultura