Pin It

Los Equipos de Abonadoras para la distribuciónde abonos lìquidos en agricultura deben de tener unas prestaciones especiales y concretas derivadas de los productos que han de repartir por el campo.

La aplicación de abonos líquidos en agricultura, por su rapidez de asimilación, compatibilidad con determinadas aplicaciones de fitosanitarios e incorporación a través del agua de riego, pueden presentar ventajas respecto a las formas sólidas.

El grupo de abonos líquidos claros sin tensión de vapor, sin partículas sólidas, a base de soluciones nitrogenadas y soluciones complejas binarias y ternarias, no suele plantear dificultades para ser aplicados por los pulverizadores de última generación.

El grupo de soluciones saturadas y suspensiones tienen densidades que pueden ser 1,4 a 1,5 kg/l con una importante viscosidad.

Sus requerimientos son diferentes y mucho más complejos que los de los pulverizadores: tanques para soportar mayores esfuerzos y bombas que no se deterioren con los productos en suspensión, ni por las corrosiones y con capacidad suficiente para tener una buena agitación.

Los equipos utilizados son muy específicos y difieren bastante en dimensiones, bombas, sistema de agitación y boquillas de los pulverizadores. Lo indicado, ligado a las exigencias del almacenamiento y suministro, motiva que estos equipos y aplicaciones sean manejados por profesionales específicos, que se encargan de ofertar y realizar los servicios de distribución de soluciones saturadas y suspensiones. 

 

Equipos de Abonadoras para la distribuciónde abonos lìquidos en agricultura