A veces es necesario realizar un Lavado de sales mediante una cantidad extra de agua de riego para que se infiltre a zonas profundas lavando las sales.

La concentración de sales en el suelo varía dependiendo básicamente del contenido de humedad que éste tenga. Así, los procesos de evaporación y transpiración reducen tal contenido y provocan un aumento de la concentración, mientras que con el lavado, las sales del suelo se disuelven haciendo que pasen hacia zonas más profundas y evitando así que se concentren en exceso en la zona de actividad de las raíces.

Aumentan la concentración de Sales del Suelo: Evaporación y Transpiración
Disminuyen la concentración de Sales del Suelo: Lavados don Agua de Riego

Las necesidades de lavado son la cantidad de agua de riego que se utiliza para disolver las sales y desplazarlas hasta capas del suelo más profundas.

La cantidad de agua necesaria para realizar el lavado depende básicamente del tipo de cultivo, su tolerancia a la salinidad y de la salinidad del agua del suelo.

A mayor salinidad del agua del suelo y menor tolerancia, mayor será la cantidad de agua a aplicar para lavar las sales.

Sin embargo, dado que con cada método de riego el agua se aplica de forma distinta y el movimiento del agua en el suelo es diferente, así como la frecuencia con que se aplica el riego, las necesidades de lavado son también distintas. Por ello, será preciso diferenciarlas en el momento en que se trate el manejo de cada uno de los métodos.

Por ejemplo, si las necesidades de lavado son del 12%, se entiende que del total del agua aplicada con el riego el 88% se destina para el cultivo y el 12% para lavar las sales.

Se pretende que esa cantidad de agua extra se infiltre hasta capas más profundas que la zona de raíces constituyendo parte de la filtración profunda. En ocasiones y dependiendo básicamente de la facilidad del suelo para infiltrar el agua, es preciso instalar un sistema de drenaje adecuado para eliminar el agua de lavado.

Esto supone la necesidad de conocer la calidad del agua de riego para planificar las necesidades de lavado y sistemas de drenaje, en caso de ser necesarios.

 

Lavado de sales en campos agrícolas con Agua de Riego