Las micorrizas son asociaciones simbióticas que se producen entre algunos hongos del suelo y las raíces de las plantas. Entre la micorrizas destacan las endomicorrizas o micorrizas arbusculares, muy comunes en la naturaleza, estando en la mayoría de los suelos y en el 90% de las plantas de la tierra, especialmente en herbáceos y gramíneas.

Las micorrizas se dividen en distintos grupos destacando: las ectomicorrizas y las endomicorrizas.

- Las ectomicorrizas se caracterizan porque las hifas del hongo no penetran en el interior de las células de la raíz, sino que se ubican sobre y entre las separaciones de éstas.

- En las endomicorrizas no hay manto externo que pueda verse a simple vista. Las hifas se introducen inicialmente entre las células de la raíz, pero luego penetran en el interior de éstas, formando vesículas alimenticias y arbúsculos. Por ello se las conoce también como micorrizas VAM o micorrizas vesículoarbusculares. 

La importancia de las endomicorrizas o micorrizas arbusculares es grande debido a diversos benéficos sobre las plantas, como los siguientes: 

- Incrementos en la absorción de nutrimentos en el suelo
- Su influencia sobre las relaciones hídricas
- Protección contra agentes patógenos
- Importante papel ecológico que estas asociaciones parecen jugar en la sucesión de especies en las comunidades vegetales naturales.

 

Vídeo: Beneficios de las ectomicorrizas y endomicorrizas

 

Vídeo: Micorrizas: Viendo hacia el futuro de la fertilidad de suelos y el cultivo de plantas

 

Micorrizas Arbusculares o Endomicorrizas