Pin It

Épocas para aplicar el abono a frutales de hoja caduca y Práctica de la Fertilización

Éstos son los Momentos y Épocas para aplicar el abono a frutales de hoja caduca y Práctica de la Fertilización.

ÉPOCAS PARA APLICAR LOS FERTILIZANTES

En lo que concierne al nitrógeno, se ha establecido un consenso en los siguientes puntos
Las necesidades cruciales para la floración son cuantitativamente modestas, y pueden mayoritariamente ser cubiertas por las reservas del árbol (ciclo interno del nitrógeno). 
A partir de la fase floración-cuajado, las necesidades crecen regularmente con y para el desarrollo de brotes y frutos. 
Después de la parada del crecimiento significativo de brotes (mediados de julio-final) las necesidades se estacionan y bajan después de la recolección. 
Al final de la estación vegetativa y notablemente después de la recolección, las necesidades de nitrógeno almacenadas bajo forma orgánica en los órganos de reserva del árbol (raíz, tronco, ramas), se deben satisfacer por las razones expresadas en el primer punto.

A continuación  se especifica la distribución de las necesidades totales de nutrientes del cultivo en cada fase o período de desarrollo. En riego localizado, la aplicación conjunta del agua de riego y los nutrientes (fertirrigación), permite fraccionar la cantidad total de nutrientes en 150-200 aportaciones durante la campaña.

Distribución temporal de las necesidades de nutrientes del cultivo (%)

Fases  |  Nitrógeno N  |  Fósforo P2O5  |  Potasa K2O
Brotación-Cuajado fruto  |  15-25  |  25-35  |  5-15
Cuajado-Fin crecimiento brotes y frutos  |  65-45  |  65-50 |  85-70
Recolección-Inicio caída hoja  |  20-30  |  10-15  |  10-15

PRÁCTICA DE LA FERTILIZACIÓN

Una vez que se conocen mejor las cantidades y el calendario de las aportaciones de nutrientes, hace falta saber en qué lugar conviene aplicarlos, bajo qué forma y con qué tipo de fertilizantes.

En plantaciones jóvenes, la hierba de cobertura tiene necesidades importantes, mientras que en los árboles son menores. La localización de distintas dosis de abonos en bandas específicas, es entonces muy eficaz.

En el caso de riegos localizados, es posible aplicar periódicamente los abonos a través del agua de riego, lo que permite posicionarlos mejor a lo largo de toda la zona del suelo explorada por las raíces.  

Los tipos de abonos con los que se aportan los nutrientes deben estar en función del equipo de distribución, tipo de riego y del clima.

Especiales precauciones deben tenerse en cuenta en la utilización de los fertilizantes nitrogenados, para evitar al máximo las posibles pérdidas que pudieran ocasionarse. 

 

Épocas para aplicar el abono a frutales de hoja caduca y Práctica de la Fertilización