Pin It

Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum

Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum Hausmann. Es característico el aspecto algodonoso de las colonias. Los adultos y las larvas se alimentan succionando savia.

Descripción de Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum

En la implantación de programas de gestión integrada las poblaciones de esta plaga suelen aumentar como consecuencia de la disminución del uso de insecticidas, sin embargo, a medio plazo, el incremento de fauna útil permite el control biológico de este pulgón.

El adulto áptero (sin alas) es un pulgón de unos 2 mm de tamaño. Es de color púrpura negro, pero enmascarado por la cera de lana y filamentos que cubren su cuerpo y que le dieron nombre. Los alados tienen el cuerpo de color marrón con una ligera capa de lana. No posee sifones.

Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum

Biología

Se reproduce por partenogénesis sobre el manzano. Las ninfas y hembras ápteras (sin alas) invernan en las raíces del cuello del árbol, en las grietas de la corteza del tronco o en las heridas de poda formando colonias de varios individuos.

Inician la actividad en abril colonizando las ramas y se reproducen pudiendo cada hembra engendrar unas 100 larvas. Los alados aparecen a partir de julio y son los responsables de la dispersión de la plaga. Puede presentar hasta 20 generaciones anuales.

Síntomas y daños de Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum

Es característico el aspecto algodonoso de las colonias. Los adultos y las larvas se alimentan succionando savia de las cortezas leñosas o herbáceas de brotes y ramas pero nunca de las hojas.

Por efecto de las picaduras se producen tumores en los brotes y se frena su crecimiento. Este efecto puede favorecer los ataques de chancros debidos a Nectria sp.

Si las poblaciones son altas en los frutos el principal daño se debe a la formación de fumagina sobre la melaza que los recubre.

Periodo crítico para el cultivo

De mayo a agosto.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Durante el Invierno, observar el cuello del árbol y las grietas de la corteza en 20-50 árboles por ha. En el periodo vegetativo, deben observarse ramas y brotes en 20-50 árboles por ha.

Medidas de prevención y/o culturales

Evitar todas las medidas culturales, abonados, podas y riegos que favorezcan el crecimiento vegetativo de los manzanos.

Umbral/Momento de intervención

En invierno: Presencia de colonias algodonosas no parasitadas en el 5% de los árboles. Durante la vegetación: 5% de árboles con colonias no parasitadas.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

El principal parasitoide, bastante abundante en las plantaciones, es Aphelinus mali capaz de ofrecer un control satisfactorio de la plaga si no se le afecta con los tratamientos.

Este parasitoide tiene de 4 a 7 generaciones anuales y pasa el invierno en el interior de las larvas que parasita. También puede favorecer su control la preservación de sirfidos, crisopas y antocoridos.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

No existen actualmente tratamientos específicos, pero el control de otras plagas puede propiciar como efecto secundario, la mitigación de esta.

Bibliografía con información de Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum

http://www7.inra.fr/hyppz/species.htm La defensa de las plantas cultivadas. R. Bovey. Ediciones Omega S.A. Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. F. Domínguez García-Tejero. Ediciones Mundi- Prensa.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Frutales de Pepita. Madrid 2014.

 

Pulgón lanigero del manzano, Eriosoma lanigerum Hausmann, descripción, daños y control integrado.