Pin It

Filoxera del peral, Aphanostigma pyri

Filoxera del peral, Aphanostigma pyri Cholodovski. Los daños más importantes son que a causa de sus picaduras se favorece la infección posterior por numerosos hongos.

Descripción de Filoxera del peral, Aphanostigma pyri

Esta plaga constituye en la actualidad un problema puntual. Su presencia va ligada a la aparición de podredumbres en la fosa calicina que agravan considerablemente los daños. El principal inconveniente para el control de esta plaga radica en la dificultad de su detección, ya que solo se hace visible cerca de la cosecha, cuando las pérdidas ya son irreparables. Durante el ciclo anual de este insecto se presentan diversas formas evolutivas:

1. Hembras virginíparas: Son de color amarillo verdoso.Se identifican porque el rostro sobrepasa la extremidad del cuerpo. Alcanzado el completo desarrollo miden alrededor de 1 mm.

2. Huevos de verano: Miden unos 0,5 mm y son de un color verde amarillo, más claro que los de invierno. Estan agrupados debido a que las virginíparas adultas apenas pueden desplazarse.

3. Hembras sexúparas: Son de color amarillo y de forma y dimensiones parecidas a las virginíparas.

4. Huevos de sexúpara: Son amarillo claro. Los que darán lugar a hembras miden de 0.6 mm aproximadamente y los que darán lugar a machos la mitad.

5. Hembra sexuada: Se la reconoce por la falta de rostro. Es la que realiza la puesta de invierno.

6. Macho: También carece de rostro, es más pequeño y está dotado de movimientos vivos.

7. Huevo de invierno: Es de forma cilíndrica y recién puesto es liso, plisándose posteriormente sus paredes y presentando entonces un contorno poligonal.

Filoxera del peral, Aphanostigma pyri

Biología

Inverna en forma de huevo depositado de forma aislada entre las rugosidades de la corteza. Entre marzo y abril se produce la eclosión dando lugar a ninfas que se transformarán en hembras virginíparas (fundatrices). Estas hembras dan lugar a la puesta de verano, que dura varias semanas llegándose a depositar hasta 100 huevos/hembra y que daran lugar a una nueva generación de virginíparas.

A partir de mediados de junio se inicia el desplazamiento de ninfas hacia los frutos, instalándose en la fosa calicina y formando necrosis. Hacia finales del mes de agosto aparecen las hembras sexúparas que depositan huevos sexuados, que darán lugar a machos y hembras sexuadas, las hembras de la generación sexuada, una vez fecundadas, ponen un único huevo en un lugar bien protegido, completándose así el ciclo.

El número de generaciones entre la eclosión del huevo de invierno y la aparición de la generación sexuada de otoño oscila entre cinco y ocho. Al contrario que otros pulgones, en la filoxera del peral no existe la forma alada y por lo tanto no emigra a otras plantas, de aquí que su diseminación sea realizada básicamente por el hombre.

Síntomas y daños de Filoxera del peral, Aphanostigma pyri

Los síntomas característicos se observan preferentemente cuando los frutos están próximos a la recolección y consisten en la aparición de una podredumbre normalmente seca y de color marrón oscuro/negro, que se situa en la fosa calicina, en el punto de contacto entre dos frutos y más raramente en la base del pedúnculo. Las variedades de peral más afectadas son las de recolección tardía, aunque también puede observarse en algunas de media estación.

Los daños más importantes son los indirectos, ya que sus picaduras nutricionales pasan desapercibidas, pero a causa de ellas se favorece la infección posterior por numerosos hongos (Alternaria, Stemphylium, Gloesporium, Penicillium, Phoma, etc), lo que provoca la depreciación comercial del fruto. Los daños suelen presentarse a rodales y pueden alcanzar niveles de hasta el 80%.

Periodo crítico para el cultivo

Desde mayo hasta recolección.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Para determinar el momento y el nivel de eclosión de los huevos de invierno, a partir del mes de febrero se realizarán muestreos periódicos de lamburdas y bolsas. En el mes de mayo se pueden realizar recuentos de frutos, abriendo la fosa calicina con el fin de determinar si se han instalado colonias de esta plaga. En la recolección se controlaran al menos 1.000 frutos por unidad de control observando cuantos están atacados.

Medidas de prevención y/o culturales

Realizar podas que favorezcan la aireación, evitando humedades elevadas, son muy sensibles a la desecación.

Umbral/Momento de intervención

1% de frutos atacados en la campaña anterior.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

Como enemigos naturales de esta plaga están citados algunos neurópteros y coleópteros pero no está clara la importancia de su acción depredadora.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La lucha debe enfocarse para evitar que la plaga alcance la fosa calicina, por lo que las decisiones de tratamiento se tomarán en función de la densidad de población y el momento en que ésta es más vulnerable, que es cuando tiene lugar la emigración a los frutos, aproximadamente desde mayo a mediados de junio.

Bibliografía con información de Filoxera del peral, Aphanostigma pyri

http://www7.inra.fr/hyppz/species.htm La defensa de las plantas cultivadas. R. Bovey. Ediciones Omega S.A. Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. F. Domínguez García-Tejero. Ediciones Mundi- Prensa. Peral. Control Integrado de Plagas y Enfermedades. J.Garcia de Otazo, J. Sió, R. Torá y M. Torá. Agro Latino S.L.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Frutales de Pepita. Madrid 2014.

 

Filoxera del peral, Aphanostigma pyri Cholodovski, descripción, daños y control integrado