Mal de cuello de frutales Phythophthora

Mal de cuello de frutales Phythophthora spp., su síntoma principal es el decaimiento del árbol y por lo tanto es confundible con otros problemas fúngicos o bacterianos.

Descripción

Se trata de una de las enfermedades de suelo que afectan a los frutales, todas las especies son susceptibles de padecerla y tanto el manzano como el peral son muy sensibles a la misma.

Mal de cuello de frutales Phythophthora

Síntomas y daños

El síntoma principal es el decaimiento del árbol y por lo tanto es confundible con otros problemas fúngicos o bacterianos como los producidos por Agrobacterium tumefaciens, Armillaria mellea y Rosellinia necatrix, o incluso otros problemas como la asfixia radicular. Si se indaga un poco más, en el cuello y la zona de la raíz adyacente a aquel, se observan chancros (zonas con tejidos corticales muertos y por lo tanto deshidratados y hundidos).

Levantando poco a poco la corteza se observa que está negra sin afectar a la zona leñosa y yendo hacia los extremos del chancro puede encontrarse la zona de avance del hongo con coloración rojiza no uniforme, especialmente durante la primavera y el otoño.

Los daños se concretan en un progresivo debilitamiento de las plantas, con la consiguiente perdida de cosecha, y finalmente su muerte. Los daños se producen en rodales.

Excepcionalmente en plantas afectadas por la enfermedad, y especialmente en los frutos de la parte baja del árbol pueden producirse infecciones si se dan lluvias en fechas próximas a la recolección.

Periodo crítico para el cultivo

La primavera y el otoño son los momentos de mayor incidencia de la enfermedad.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Únicamente la observación periódica de los árboles de la plantación permite observar si algunos de ellos presentan síntomas de decaimiento que pudieran asociarse con la enfermedad, si así fuese es imprescindible confirmar mediante un diagnostico de laboratorio que se trata de la enfermedad referida.

Medidas de prevención y/o culturales

Establecer un sistema de drenaje eficiente en suelos encharcadizos; si no es posible, utilizar especies o patrones resistentes a la asfixia de cuello y radicular.

Moderar la fertilización nitrogenada. Instalar el riego localizado con los emisores lo más alejados posible del tronco.

Umbral/Momento de intervención

Presencia de árboles afectados.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de medios químicos hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía

Enfermedades de los frutales de Pepita y de Hueso. Sociedad Española de Fitopatología. Ediciones Mundiprensa.

7.inra.fr/hyppz/species.htm

La defensa de las plantas cultivadas. R. Bovey. Ediciones Omega S.A. Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. F. Domínguez García-Tejero. Ediciones Mundi- Prensa. Peral.

Control Integrado de Plagas y Enfermedades. J.Garcia de Otazo, J. Sió, R. Torá y M. Torá. Agro Latino S.L.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Frutales de Pepita. Madrid 2014.

 

Mal de cuello de frutales Phythophthora spp., descripción, daños y control integrado.