Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens

Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens, el síntoma más característico de la bacteria es la formación de tumores en cuello y raíces.

Descripción de Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens

Esta considerada una de las bacterias más importantes, creando problemas en viveros y en cultivo frutal. Este patógeno puede sobrevivir en el suelo durante varios años como organismo saprófito, es decir, alimentándose de materiales en descomposición.

Se adapta a varios tipos de suelos, aunque muestra preferencia por suelos calizos y de pH básico. Para que se produzca un proceso tumoral es necesario que penetre a través de heridas naturales o artificiales.

La diseminación se realiza principalmente a través de plantas con infecciones latentes, en las que la bacteria está presente pero todavía no se aprecian síntomas visibles y de plantas portadoras de tumores y de partes vegetales subterráneas procedentes de terrenos contaminados.

Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens

Biología

Durante otoño e invierno cesa su actividad y cuando las condiciones climáticas son favorables (17-25ºC) reanuda su multiplicación sobre todo en material vegetal con heridas como estaquillas y plantones.

La duración de la incubación varía de 8 a15 días en época de crecimiento activo de la planta o varios meses si la inoculación tiene lugar con temperaturas bajas o en reposo vegetativo.

Síntomas y daños de Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens

El síntoma más característico de la bacteria es la formación de tumores en cuello y raíces. Inicialmente aparecen como pequeñas protuberancias redondeadas de color claro consistencia carnosa y epidermis lisa que posteriormente evolucionaran con un rápido crecimiento y multiplicación anormal de las células, lo que dará lugar a tumores.

Las dimensiones de los tumores pueden ser muy variadas oscilando entre unos pocos milímetros y 10-15 cm. Aparecerán en el cuello, la base de la estaquilla o en las raíces de la planta y en algunos casos también en tronco y ramas.

Las plantas afectadas presentan síntomas poco específicos y que pueden confundirse con deficiencias nutricionales o daños por enfermedades radiculares causadas por hongos, y son un menor desarrollo, con hojas más pequeñas y cloróticas. Solo se observan síntomas externos alrededor del cuello.

Los daños varían en función del número de tumores, de su tamaño y localización, siendo mayores cuanto más joven es el árbol y cuando están situados alrededor del cuello.

La dificultad de circulación de la savia provoca un debilitamiento progresivo que puede llegar a causar la muerte de la planta. Las perdidas más importantes se producen en los viveros. En plantas adultas puede no tener ningún efecto aparente.

Periodo crítico para el cultivo

Momento de la plantación.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Únicamente la observación periódica de los árboles de la plantación permite observar si alguno de ellos presenta síntomas de decaimiento que pudieran asociarse con la enfermedad. Esta vigilancia debe extremarse en el momento de la plantación.

Medidas de prevención y/o culturales

Usar en las nuevas plantaciones material vegetal sano, procedente de viveros autorizados y preferentemente certificado, y rechazar las partidas que presente síntomas. En plantaciones, eliminar plantas con síntomas y si no es posible, podar desinfectando los útiles entre árboles y realizar en último lugar la poda de las plantas afectadas.

Evitar labores que puedan producir heridas en el cuello de las plantas. No replantar en el mismo lugar con peral, manzano u otras especies sensibles a la enfermedad.

Umbral/Momento de intervención

Presencia de árboles afectados.

Medidas alternativas al control químico

No se conocen medidas alternativas al control químico que puedan frenar el crecimiento de la enfermedad.

Medios químicos

En el momento de la publicación de la guía, no hay tratamientos químicos autorizados para este uso en el cultivo, por lo que su control se centrará en métodos preventivos.

Bibliografía con información de Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens

Enfermedades de los frutales de Pepita y de Hueso. Sociedad Española de Fitopatología. Ediciones Mundiprensa.

7.inra.fr/hyppz/species.htm

La defensa de las plantas cultivadas. R. Bovey. Ediciones Omega S.A.

Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. F. Domínguez García-Tejero. Ediciones Mundi- Prensa.

Peral. Control Integrado de Plagas y Enfermedades. J.Garcia de Otazo, J. Sió, R. Torá y M. Torá. Agro Latino S.L.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Frutales de Pepita. Madrid 2014.

 

Agalla o tumor del cuello y raíces, Agrobacterium tumefaciens Smith & Townsend, descripción, daños y control integrado