Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor

Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor, los daños se encuentran preferentemente en hojas de la parte exterior del árbol y en árboles periféricos de la parcela.

Descripción Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor

Eutetranychus orientalis se encontró en España por primera vez en Málaga en las primavera de 2001. Posteriormente ha sido localizado en toda Andalucía, Murcia y sur de la Comunidad Valenciana. La hembra adulta es redondeada, de color rojizo claro, y con largas patas.

El macho es aperado, más pequeño y de color verde rojizo, con largas patas. Los huevos son redondeados, algo aplanados y de color claro. Los restantes estadios de desarrollo son de color rojo claro o verdoso. Eutetranychus orientalis vive sobre el haz de las hojas jóvenes completamente desarrolladas, aunque también se encuentra sobre frutos y ramas verdes.

Tanto adultos como inmaduros se encuentran por toda la superficie foliar. La puesta la realiza con preferencia a lo largo del nervio central por el haz de la hoja. En el haz podemos encontrar los ácaros junto a mudas blanquecinas de los estadios ninfales.

Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor

Síntomas y daños de Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor

Los daños se encuentran preferentemente en hojas de la parte exterior del árbol y en árboles periféricos de la parcela. Sus múltiples picaduras producen una decoloración blanquecina difusa de aspecto mate sobre el haz de las hojas, especialmente cerca de los nervios, las ramas verdes y los frutos por toda su superficie, que recuerda los daños del ácaro rojo Panonychus citri.

En ataques intensos, cuando estos se combinan con baja humedad ambiental y viento, o deficiente contenido en humedad de la planta por sequedad del suelo o deficiencias en el sistema radicular, se pueden producir fuertes defoliaciones, sobre todo en las zonas más altas y externas del árbol, las más expuestas al viento.

Periodo crítico para el cultivo

Se alcanzan las poblaciones más altas a finales de verano e inicios de otoño. Están condicionadas por la humedad del verano. La sequía le perjudica. Posteriormente estas poblaciones descienden por acción de los enemigos naturales o se mantienen durante el invierno. Ataca a todas las variedades de naranjo, mandarino y limonero. Estado más vulnerable de la plaga

Las larvas y ninfas son más vulnerables que adultos y huevos, pero en el campo aparecen siempre todos los estadios de desarrollo mezclados.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Se recomienda muestrear hojas totalmente desarrolladas de las últimas brotaciones, tomando 4 hojas por árbol de 25 árboles al azar por toda la parcela. Se cuenta el número de ácaros por hoja (hembras adultas o total de formas móviles) o el porcentaje de hojas ocupadas por ácaros.

Umbral/Momento de intervención

El umbral de tratamiento depende de la época del año. Se utiliza normalmente el umbral de 1 a 3 hembras por hoja, equivalentes a 3 a 8 formas móviles por hoja, o al 20-80% de hojas ocupadas, dependiendo de la época del año. El mayor peligro es al final del verano y en otoño, especialmente cuando el clima es seco y con viento, y en ese caso, se aplica el umbral mas bajo, mientras que en primavera o en invierno los daños suelen ser menores y por tanto el umbral de actuación puede ser más elevado.

Medidas alternativas al control químico

Medios biológicos

Los enemigos naturales más eficaces del ácaro oriental se encuentran entre los ácaros fitoseidos, aunque el principal depredador de Panonychus citri, el ácaro fitoseido Euseius stipulatus, es poco eficaz.

Existen además insectos auxiliares que se alimentan del ácaro oriental como el coleóptero coccinélido Stethorus punctillum.

Medios químicos

El ácaro oriental se controla con los mismos productos recomendados para el ácaro rojo Panonychus citri, como son acaricidas específicos y aceite mineral, aunque es aconsejable evitar tratamientos innecesarios. El aceite mineral actúa como adulticida y como ovicida simultáneamente.

A la hora de seleccionar un acaricida hay que considerar no sólo su eficacia directa sino también su persistencia, posibles problemas de fitotoxicidad o impacto sobre ácaros beneficiosos. Los aceites minerales respetan a los enemigos naturales de la plaga y son menos favorables que otros acaricidas a la inducción de resistencias. En caso necesario, tratar solo focos.

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía con información de Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis y E. banksi McGregor

Garcia Marí, F. 2012. Plagas de los cítricos. Gestión Integrada en países de clima mediterráneo. Ed. Phytoma. Valencia. 556 pp.

gipcitricos.ivia.es/area/plagas-principales. “Gestión Integrada de Plagas de Cítricos”, Ed. por Urbaneja A., Catalán J., Tena A., Jacas, J., http://gipcitricos.ivia.es, 2014.

Página web del registro de productos fitosanitarios: magrama.gob.es/ca/agricultura/ temas/sanidad-vegetal/productos-fitosanitarios/ fitos.asp.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guía de Gestión Integrada de Plagas de Cítricos. Madrid 2014

 

Acaro oriental en cítricos, Eutetranychus orientalis klein y E. banksi McGregor, descripción, daños y control integrado