Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche

Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche, los daños de la plaga se circunscriben a los frutos, pues al fijarse sobre ellos las larvas, clavando su estilete para succionar los jugos celulares.

Descripción de Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche

Esta cochinilla pasa el invierno en la madera y las hojas de los limoneros, desplazándose a los frutos jóvenes en primavera, invadiéndolos desde el cuajado, y colonizando la zona del pedúnculo, bajo la estrella, donde se perpetúa una vez cerrada esta sobre el fruto y desde la que reinfecta el fruto de forma reiterada a lo largo del verano, con la consiguiente dificultad para su control.

Las cochinillas machos presentan un caparazón blanco, alargado, del que emergen los adultos alados que localizan a las hembras para fecundarlas. Las cochinillas hembras muestran un caparazón marrón, redondo, bajo el cual se ubica el cuerpo amarillo de la hembra, ocupando todo el espacio. Bajo el caparazón colocan los huevos, amarillos, ovalados, de los que emergen las larvas móviles que se desplazan por el fruto o la planta, buscando un punto donde clavar su estilete y fijarse ya para toda la vida.

Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche

Síntomas y daños de Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche

Los daños de la plaga se circunscriben a los frutos, pues al fijarse sobre ellos las larvas, clavando su estilete para succionar los jugos celulares, pueden provocar la aparición de manchas de color verde en la epidermis, alrededor del punto de picada, que se manifiestan cuando el fruto vira de color. Además, la presencia de las propias cochinillas en el exterior del fruto, hace incomercializable el mismo.

Periodo crítico para el cultivo

El periodo más crítico tiene lugar en primavera, desde inicio de floración a frutos con 2-3 cm de diámetro, ya que es ahí donde se fraguan los ataques más trascendentales a los frutos. En el periodo verano-otoño y con presencia de frutos maduros, el riesgo viene de la presencia de cochinillas bajo la estrella, que producen larvas de forma extemporánea, que colonizan los frutos.

Estado más vulnerable de la plaga

Hembras ocupadas y larvas recién avivadas.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Observar diez frutos al azar por árbol de 25 árboles, y determinar el porcentaje de frutos ocupados por más de tres escudos. Realizar el muestreo mensualmente durante el crecimiento del fruto (julio-agosto) y una vez con el fruto desarrollado, antes de la cosecha.

Medidas de prevención y/o culturales

Labores de poda que permitan la aireación del interior del árbol, pueden ayudar a reducir la incidencia de la plaga. La retirada de restos de cosecha, sobre todo los años que no se recolecta por bajos precios, puede ayudar a reducir el volumen de plaga en la campaña siguiente.

Mantener los árboles bien formados y podados, asegurando una adecuada ventilación de las zonas interiores, dificulta la proliferación de la plaga y facilita la eficacia de los posibles tratamientos químicos que se realicen contra la plaga.

Umbral/Momento de intervención

Más del 2% de frutos ocupados (con más de tres escudos). En muestreos en frutos desarrollados, tratar a primer máximo de inmaduros de primavera del año siguiente. En muestreos en frutos en desarrollo, tratar al segundo máximo de inmaduros de verano..

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

Entre los auxiliares que de manera espontánea muestran una cierta acción contra Piojo blanco, podemos citar: Aphytis chilensis (ectoparásito), Aspidiotiphagus citrinus (endoparásito), Lindorus lophanthae (depredador), Chilocorus bipustulatus (depredador). En general son bastante eficaces durante el verano, bajando luego su presión, por lo que la plaga se recupera de nuevo. Son muy sensibles a las intervenciones químicas incontroladas. Sueltas artificiales de Aphytis melinus han demostrado una buena eficacia, aunque no en todos los casos.

Medios químicos

Efectuar las aplicaciones en el momento adecuado y con la técnica que asegure una mejor cubrición. No efectuar más de dos aplicaciones al año contra la plaga (primavera y final de verano). En caso de decidir tratar en 1ª gen., hacer el tratamiento antes de que la estrella se cierre sobre el fruto, ya que ahí es un lugar habitual de refugio de la plaga, que una vez cerrado, impide su control.

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía con información de Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche 

Garcia Marí, F. 2012. Plagas de los cítricos. Gestión Integrada en países de clima mediterráneo. Ed. Phytoma. Valencia. 556 pp.

gipcitricos.ivia.es/area/plagas-principales. “Gestión Integrada de Plagas de Cítricos”, Ed. por Urbaneja A., Catalán J., Tena A., Jacas, J., http://gipcitricos.ivia.es, 2014.

Página web del registro de productos fitosanitarios: magrama.gob.es/ca/agricultura/ temas/sanidad-vegetal/productos-fitosanitarios/ fitos.asp.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guía de Gestión Integrada de Plagas de Cítricos. Madrid 2014

 

Piojo blanco en Cítricos, Aspidiotus nerii Bouche, descripción, daños y control integrado