Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii

Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii, produce daños directos al debilitar al árbol con la extracción de savia, e indirectos al quedar los frutos en el envero con manchas verdosas.

 

Descripción de Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii

A diferencia de otras especies de diaspídidos de cítricos, ataca casi exclusivamente a cítricos y apenas se encuentra en otras plantas huésped. Todas las variedades son sensibles a sus ataques.

Su abundancia relativa ha variado durante el siglo XX, llegando a ser una de las plagas más importantes de los cítricos; con la utilización de los plaguicidas organofosforados y el aceite mineral su importancia se redujo. Posteriormente se han dado incrementos atribuidos a la invasión de la mosca blanca algodonosa cuyos restos sirven de refugio al diaspino. El escudo de la hembra adulta es de color marrón oscuro, alargado y ligeramente curvado, mide de 2 a 3 mm de largo.

El escudo del macho es más corto y estrecho, los adultos son alados. Los huevos, de 40 a 80 por hembra, se encuentran debajo de la cubierta de esta.

Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii

Síntomas y daños de Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii

Poseen un aparato chupador robusto, con el que extraen savia de la parte del árbol en donde se han fijado. Ataca a tronco, ramas, hojas y frutos. Si hay ataque y no se le presta atención puede producir defoliación, seca de ramas atacadas y debilitamiento del árbol.

Daños directos al debilitar al árbol con la extracción de savia, e indirectos al quedar los frutos en el envero con manchas verdosas, correspondientes a zonas en las que se ha situado el insecto y que no llegarán a alcanzar la coloración normal del fruto maduro. Los ataques se producen en árboles mal aireados y ramas bajas del interior del árbol.

Periodo crítico para el cultivo

La densidad poblacional de este diaspíno es máxima en el árbol en invierno, disminuyendo de forma acusada en primavera, y permaneciendo las poblaciones a un nivel mínimo en verano.

Presenta de dos a tres generaciones al año. La primera tiene lugar hacia finales de mayo, principios de junio. La segunda ocurre a finales de agosto, las ninfas invaden el fruto y se refugian debajo del cáliz. En otoño, si se da, tiene lugar la tercera generación.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Observar diez frutos al azar por árbol de 25 árboles, y determinar el porcentaje de frutos ocupados por más de tres escudos. Realizar el muestreo mensualmente durante el crecimiento del fruto (julio-agosto) y una vez con el fruto desarrollado, antes de la cosecha.

Medidas de prevención y/o culturales

Se recomienda realizar podas de aireación antes del tratamiento de la primera generación.

Umbral/Momento de intervención

Más del 2% de frutos ocupados (con más de tres escudos). En muestreos en frutos desarrollados, tratar a primer máximo de inmaduros de primavera del año siguiente. En muestreos en frutos en desarrollo, tratar al segundo máximo de inmaduros de verano

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

El control biológico es efectivo si los niveles de plaga no son muy altos. Por tanto se recomienda realizar tratamientos que sean respetuosos con los parasitoides del género Aphytis, concretamente el principal enemigo natural y responsable del control de esta plaga es Aphytis lepidosaphes.

Medios químicos

Cuando se supere el umbral de intervención, se debe tratar en el momento de máximas formas sensibles.

Durante la salida de larvas de primera generación, la eficacia de los tratamientos es mayor que en otros momentos de máximo de inmaduros. Este tratamiento también tiene la ventaja de su polivalencia ya que controla otras plagas. Se aconseja mojar bien todo el árbol, incluso ramas y el tronco.

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía con información de Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii

Garcia Marí, F. 2012. Plagas de los cítricos. Gestión Integrada en países de clima mediterráneo. Ed. Phytoma. Valencia. 556 pp.

gipcitricos.ivia.es/area/plagas-principales. “Gestión Integrada de Plagas de Cítricos”, Ed. por Urbaneja A., Catalán J., Tena A., Jacas, J., http://gipcitricos.ivia.es, 2014.

Página web del registro de productos fitosanitarios:.magrama.gob.es/ca/agricultura/ temas/sanidad-vegetal/productos-fitosanitarios/ fitos.asp.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guía de Gestión Integrada de Plagas de Cítricos. Madrid 2014

 

Serpeta gruesa en Cítricos, Lepidosaphes beckii Newman, descripción, daños y control integrado