Barrenillo del olivo, barrenillo de l’olivera - Phloeotribus scarabaeoides

Barrenillo del olivo, barrenillo de l’olivera - Phloeotribus scarabaeoides, provoca pequeñas galerías nutricias, que acaban secando el brote.

Descripción

Es un coleóptero, perteneciente a la Familia Scolytidae, de unos dos mm de longitud y de color marrón.

Hace décadas era una plaga importante, pero una gestión adecuada de las leñas de poda ha reducido su presencia e intensidad de ataque a zonas de olivar marginal o puntos donde se abandonan inadecuadamente las leñas de poda.

En nuestro país suele haber una generación, que pasa el invierno en forma de adulto. Al final de esta estación y principios de primavera, acuden a las leñas de poda, en cuyo interior la hembra realiza la puesta. A veces, al final del verano es posible una segunda generación, que acorta los tiempos de desarrollo. (Tomado de Bejarano et al., 2011)

Barrenillo del olivo, barrenillo de l’olivera - Phloeotribus scarabaeoides

Síntomas y daños

Entre junio y julio, dependiendo de las zonas, salen los adultos de las leñas de poda y se dirigen a los brotes en el árbol, donde inician pequeñas galerías nutricias, que acaban secando el brote.

Durante el invierno pueden producirse ataques a brotes cuando los adultos abandonan su inactividad invernal y se disponen a dar lugar a la generación siguiente. Estos daños son menores a los ataques de verano, y no deben confundirse.

Periodo crítico para el cultivo

A la salida de los adultos de las galerías. Para ello, hay que fijarse en los palos cebo colocados. 

Estado más vulnerable de la plaga

A la salida de los adultos de las galerías. Para ello, hay que fijarse en los palos cebo colocados.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

– Selección de la parcela de muestreo
Se realiza el seguimiento de la plaga en el centro de la parcela de cultivo. Si el olivar es homogéneo (en cuanto a condiciones ambientales: climatología, suelo), el muestreo que se realice sería válido para una superficie de 300 ha (para asesores). Iniciar los muestreos al detectarse los primeros daños y determinar el alcance de los mismos

– Número de árboles en cada parcela de muestreo
20 árboles homogéneos.

– Número unidades de muestreo secundarias
10 brotes por árbol, en todas las orientaciones.

– Trampas que deban utilizarse: descripción, número y modo de uso
Aunque no es exactamente una trampa, se colocarán palos cebo en las estaciones de control, para saber las fechas de salida de adultos. Los palos cebo consisten en un conjunto de varios palos procedentes de la poda, que se colocan para que sean ocupados por el barrenillo.

– Definición de las variables que se miden
Se anotará el número de brotes atacados, y la variable es “Porcentaje de brotes atacados = (Nº de brotes atacados / Nº de brotes observados) por 100”

– Época de muestreo A la salida de los adultos de las galerías. Para ello, hay que fijarse en los palos cebo colocados.

Medidas de prevención y/o culturales

La principal medida de prevención, es guardar convenientemente las leñas procedentes de la poda.

Para ello, puede triturarse y dispersarse por el cultivo (siempre y cuando no haya árboles afectados por verticilosis y otra enfermedad vinculada a la madera, que pudiera propagarse) o bien guardarse en cobertizos cerrados, enterrarse, y en último extremo, destruirse si no son posibles las alternativas anteriores.

Las medidas de prevención descritas en un apartado anterior son muy efectivas.


Umbral/Momento de intervención

Se recomienda hacer un tratamiento químico al llegar al siguiente umbral: Más del 5% de brotes afectados por las galerías nutricias del barrenillo.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control

Medios biológicos En olivares donde no hay un uso intensivo de insecticidas químicos, es frecuente el parasitismo por parte de un amplio elenco de parasitoides autóctonos.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

A la hora de seleccionar los medios de control se priorizaran siempre las medidas de prevención y/o culturales, seguidas por el resto de medidas alternativas al control químico y por último los medios químicos.

Bibliografía

Bejarano-Alcázar, J. D. Rodríguez-Jurado, J.M. Durán-Álvaro, M. Ruiz-Torres, M. Herrera-Mármol (2011). Unidad Didáctica 5. Control de enfermedades y plagas en producción integrada del olivar. En: Producción Integrada de Olivar, pp 55-90. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera. Junta de Andalucía. Sevilla.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Olivar. Madrid 2014

 

Barrenillo del olivo, barrenillo de l’olivera - Phloeotribus scarabaeoides