Pin It

 

Suelo y clima para el cultivo del Girasol - Necesidades y exigencias

Las Necesidades y Exigencias Suelo y Clima para el cultivo del Girasol no son altas por ser una planta que se adapta bien a diferentes situaciones.

Clima

La planta y cultivo de girasol tiene una gran capacidad de adaptación a diferentes condiciones climáticas.

El girasol puede soportar temperaturas bajas, lo que permite en el clima mediterráneo adelantar las siembras a la salida del invierno para aprovechar mejor las condiciones de humedad.

Para la floración, cuajado y maduración de los frutos el girasol requiere temperaturas elevadas pero esto no suele representar ningún inconveniente en las distintas zonas españolas de cultivo.

En lo que se refiere al régimen de humedad, el cultivo de girasol puede desarrollarse con buenos rendimientos incluso en condiciones de secano, siempre que las precipitaciones anuales superen los 400 mm y no se hayan concentrado excesivamente en invierno.

Suelo

El girasol también tiene gran capacidad de adaptación a diferentes condiciones de suelo, pudiendo prosperar, incluso, en suelos superficiales, pobres, ligeramente ácidos o salitrosos pero, lógicamente, los mejores rendimientos se obtienen en suelos profundos y fértiles, próximos a la neutralidad o ligeramente básicos. 

 

Suelo y clima para el cultivo del Girasol - Necesidades y exigencias