Remolacha azucarera - Clima y suelo, necesidades y exigencias

Las Necesidades y Exigencias del cultivo de la Remolacha azucarera respecto a clima y suelo son las siguientes:

Exigencias de clima

El cultivo requiere un clima templado, soleado y húmedo.

La intensidad de la iluminación favorece la fotosíntesis y por tanto la síntesis de sacarosa.

Respecto a la temperatura, la óptima se encuentra alrededor de 20 ºC.

En España, existen dos modalidades o tipos de siembra
Primaveral: Se realiza en la zona norte. La siembra comienza en los últimos días de febrero y finaliza en los primeros días de abril. La recolección empieza en los primeros días de octubre y finaliza normalmente en los últimos días de diciembre. 
Otoñal: Se realiza en la zona sur. La siembra comienza en los últimos días de septiembre y finaliza en diciembre. La recolección comienza en los primeros días de junio y finaliza a mediados de agosto.

Exigencias de suelo

Respecto a las exigencias edáficas, la remolacha requiere suelos francos, con buena estructura, que permitan el desarrollo de la raíz. No obstante, vegeta bien tanto en suelos arenosos como en suelos arcillosos.

El cultivo se ve favorecido con un pH cercano a la neutralidad (6,5- 7,5), si bien con pH básicos (8,0-8,5) se consiguen rendimientos altos.

Tolera la salinidad, siendo la nascencia el único estadio sensible. 

 

Remolacha azucarera - Clima y suelo, necesidades y exigencias