Pin It

Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras

Limaco o Babosa, Deroceras sp. daños al consumir el endosperma de las semillas y dañar el ápice vegetativo y los cotiledones.

Descripción de Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras

Babosas de tamaño medio, entre los 40 y los 60 mm de longitud. Manto grande y granulado, tronco con surcos longitudinales paralelos, y suela pedia delimitada por un reborde con surco peripedial. Pneunostoma reconocible en el lado derecho del manto. La coloración varía desde el blanco lechoso hasta el negro, pasando por el castaño o el gris, y suele ser más clara en los laterales. El mucus es acuoso e incoloro, en algunos casos blanquecino.

La cabeza presenta cuatro tentáculos invaginables, dos superiores y dos inferiores. La mandíbula presenta una oxignata o protuberancia central. Rádula con el diente central y los laterales tricúspides. Recto con o sin ciego lateral al lado del pneumostoma, dependiendo de la especie. Limacela con el núcleo en la parte izquierda.

Los huevos suelen ser ovales y oscilan entre los 2 y los 4 mm de largo. Los individuos que nacen son similares a los adultos en forma pero de menor tamaño, y con los órganos sexuales sin diferenciarse.

En el caso de la especie Deroceras reticulatum Müller, también conocida como babosa gris, la vida media es de doce meses, el periodo de puesta se da a lo largo de todo el año con un máximo en otoño.

Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras

Síntomas y daños de Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras

Los principales daños causados por estas babosas ocurren durante la etapa de implantación de los cultivos, ya que consumen el endosperma de las semillas y dañan el ápice vegetativo y los cotiledones.

Esto último provoca la deficiencia en el crecimiento de las plantas, en muchos casos su total desaparición debido a la ingesta completa. El resultado final es una disminución en el número total de plantas adultas del cultivo. Los limacos comen las hojas generalmente respetando los nervios y dando aspecto reticular con ángulos casi rectos. Si el daño es grave comen la hoja completamente y acaban devorando las plantas completamente.

Período crítico para el cultivo

El periodo crítico va desde la siembra hasta el ahijamiento. No obstante, cuando se observen rodales con graves daños, se vigilarán la zona circundante y se controlará para que los rodales no se extiendan.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

La plaga se presenta en pequeños rodales, por lo que únicamente sirve el muestreo visual, recorriendo cada parcela. Se priorizará la vigilancia sobre las parcelas que presenten más riesgo por su historial. Los mayores daños se producen en el momento de la nascencia y en los primeros estadíos de desarrollo, por lo que el muestreo o la vigilancia se iniciará previo a la siembra y se continuará hasta la fase de ahijado o hasta que se mantengan las condiciones climáticas favorables para el desarrollo de la plaga.

En caso de zonas con ataques poco frecuentes, se realizará el seguimiento del cultivo a partir de la nascencia, interviniéndose con molusquicidas en los rodales donde se vean daños.

En zonas con ataques frecuentes, se colocarán trampas refugio que se visitarán periódicamente para estimar el riesgo de ataque de la plaga en la parcela y anticiparse al daño desde antes de la siembra. Si no se realiza seguimiento con trampas, se intervendrá después de la nascencia cuando se detecten daños.

Para la colocación de trampas-cebo se actuará como sigue:

Es suficiente con colocar una lámina de cartón, plástico o madera de 50 cm de lado. Es conveniente poner una piedra o un peso encima para evitar que lo lleve el viento. Se colocarán una o dos trampas por ha al atardecer y se visitarán al dia siguiente o en dos días, se levanta la cubierta, se cuentan los individuos presentes, se anotan y se retiran, volviendo a colocar la lámina aunque en otro punto.

Medidas de prevención y/o culturales

El riesgo de la plaga es mayor en parcelas de suelo pesado con elevado contenido en arcilla, en zonas sombrías, cerca de regatas y humedales con cubierta vegetal, cuando se haya aplicado estiércol o cuando se hayan detectado focos en el cultivo anterior. Las siembras tardías de otoño así como la siembra directa, también tienen más riesgo. En estos casos, las medidas preventivas recomendadas son:

En parcelas de riesgo o que en su historial hayan presentado daños importantes, se evitará la cubierta vegetal en el intercultivo, al menos en fechas próximas a la siembra.

Se procurará dejar el lecho de siembra fino, con pocos tormos y sin huecos que facilitan el movimiento de los limacos en el suelo.

Se evitará que quede gran cantidad de paja en superficie porque ofrece protección a la plaga y favorece su multiplicación.

Umbral/Momento de intervención

En el caso de realizar seguimiento con trampas-cebo, los umbrales serán los siguientes:

Un adulto por trampa antes de la siembra, indica la necesidad de vigilancia de las nascencias para intervenir cuando se detecten los primeros daños.

Si las capturas superan los 5 limacos por trampa, la aplicación de los molusquicidas debe realizarse desde el momento de la siembra.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

Caso de intervención, está descrita la eficacia de nematodos parásitos de limacos, pero todavía no se ofrecen comercialmente en España.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Cuando se detecten los daños sobre el cultivo instalado debe recurrirse a la aplicación de cebos, que deberán renovarse después de un periodo de lluvia intensa.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizarán las medidas preventivas y los métodos de control culturales. Las medidas de prevención descritas son efectivas en caso de daños leves.

Bibliografía con información de Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras

Plagas y enfermedades de la remolacha azucarera. 1982. François Lejealle. Edición realizada por Deleplanque y cia. Anónimo. 2013. Integrated slug control. AHDB Information Sheet 02. Autumn 2013

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Limaco o Babosa de Cereales, Deroceras, descripción, daños y control integrado