Pin It

Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana

Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana Zeller, provocan galerías en las hojas paralelas a la nerviación y los daños graves se producen en la espiga.

Descripción de Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana

La forma adulta de esta especie de polilla presenta una longitud de entre 6,2 y 11,5 mm. La cabeza es de forma triangular y está provista de escamas y pelos marrones de distinto tamaño, así como de dos largas antenas del mismo color. Los ojos son de gran tamaño y de coloración gris. Las alas posteriores, de forma trapezoidal, presentan coloración gris con abundantes y variables escamas de color marrón claro, las cuales se van desprendiendo. Las alas anteriores son más largas que el abdomen y más estrechas que las alas posteriores, con el margen costal arqueado y el ápex acuminado. Presentan una coloración parecida a la de las alas posteriores, pudiendo ser totalmente grises en algunos individuos. El dimorfismo sexual no está muy marcado, siendo las hembras algo más grandes y oscuras, aunque la diferencia de coloración es relativa debido a la pérdida gradual de escamas.

Los huevos presentan una forma ovoide y una coloración rojo-anaranjado. Las orugas modifican su color en los distintos estadíos, siendo rojo intenso en un primer estadío de dispersión, amarillopardo en la segunda fase una vez instaladas en el cultivo, verde desde el tercero hasta el quinto estado, que es cuando se alimentan también de la espiga, y amarillo oscuro en el último estadío antes de formar la crisálida del mismo color, la cual va oscureciéndose. La cabeza de la oruga comienza siendo parda y se va aclarando hacia el amarillo anaranjado.

Presenta una única generación anual. Los adultos comienzan a aparecer entre finales de mayo y principios de junio. A los 2-3 días de la cópula, las hembras depositan los huevos generalmente en las cortezas de los árboles, entre 100 y 200 por hembra, muriendo a los 2 días siguientes. Tras la eclosión, las orugas se refugian en los huecos de la corteza, tejiendo un capullo sedoso en el cual hibernarán. A finales de invierno, las orugas vuelven a activarse, suben a la copa de los árboles y comienza la fase de dispersión, en la cual invaden los cultivos mediante vuelo pasivo gracias a un hilo de seda y al viento. En las primeras fases actúan como minadoras de hojas y a partir de la tercera fase comienzan a atacar también la espiga. En el sexto estadío las orugas descienden a la vaina de la hoja bandera donde desarrollan la crisálida y se produce la metamorfosis a forma adulta, que dura una media de 14 días.

Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana

Síntomas y daños de Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana

Los primeros daños visibles son galerías en las hojas paralelas a la nerviación, que reducen la superficie fotosintética de la planta. Aunque los daños graves se producen en la espiga, la cual puede sufrir dos tipos de daño: daños directos, debido al consumo de los granos por parte de las orugas; y daños indirectos, debido a la malnutrición de los granos debido a los daños ocasionados por las orugas en la caña, que impiden la llegada óptima de savia a la espiga.

El síntoma más evidente es la decoloración de la espiga y el cuello manteniéndose verde el resto de la planta.

Período crítico para el cultivo

El periodo crítico es desde poco antes del espigado hasta la maduración del cultivo.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Los muestreos que se realicen solamente son válidos para la parcela muestreada, pero son indicadores de la situación de la plaga y servirán de alerta para el resto de la zona.

Es preferible muestrear los bordes de las parcelas próximos a zonas de hibernada con bosquetes o matorral y caso de encontrar una población elevada, seguir los muesteos hacia el interior de la parcela. Se tomarán plantas enteras, examinando todas las hojas, en especial las más viejas. Se realizará el muestreo en diferentes puntos de la parcela.

Medidas de prevención y/o culturales

Cuando se detecten ataques importantes, deben establecerse medidas preventivas para la campaña siguiente:

- Realizar rotaciones de cultivo.

- Retrasar la fecha de siembra a la primavera y utilizar variedades de ciclo adecuado.

Umbral/Momento de intervención

Se intervendrá con insecticida si se supera el umbral de 40 orugas por metro cuadrado antes de que las orugas penetren en el zurrón.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

Se ha descrito la depredación de orugas por arácnidos, carábidos y aves de manera natural, si bien estas acciones de depredación no se han cuantificado y, a falta de datos más precisos, parecen no ser muy importantes. Sin embargo, el papel de la parasitación parece ser más importante como el caso del microhimenóptero bracónido Microgaster tiro Reinh. que parasita hasta un 70 % de orugas L5 y L6 y los trichográmmidos que parasitan hasta el 50% de los huevos.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Existen productos autorizados para su control con buena eficacia. En la mayoría de los casos puede ser suficiente con proteger los márgenes de las parcelas próximos a zonas arboladas donde ha invernado la plaga y solo en casos de fuertes ataques se deberán tratar las parcelas completas.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizan las medidas preventivas y los métodos de control culturales, no obstante en determinadas áreas y campañas, los tratamientos químicos son imprescindibles.

Bibliografía con información de Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana:

Junta de Castilla y León. 2006. La nefasia. Boletín fitosanitarios 2006/1.

ITACYL y Junta de Castilla y León. 2006. La polilla del cereal, (Cnephasia pumicana Zeller) en Castilla y León en 2004 y 2005.

García de Otazo, J. 1986. Mayetiola, nefasia y zabrus en los cereales de invierno. Hojas divulgadoras 7/86.

M. Benlloch. 1948. La polilla de los cereales. Hojas divulgadoras 2/48.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Polilla del Cereal o Nefasia, Cnephasia pumicana, descripción, daños y control integrado