Pin It

Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus

Chinches de los cereales: Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata de Fabricius y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus Schrk., descripción, daños y control integrado.

Descripción de Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus

Estas especies pertenecen al orden de los Hemípteros. Son chinches y presentan un órgano picador-chupador y dos pares de alas, las más externas parcialmente endurecidas. El dimorfismo sexual es poco acusado, siendo el abdomen de las hembras redondeado y truncado el de los machos.

En el caso del garrapatillo, la longitud es de entre 10 y 12 mm, su color es pajizo y su cabeza triangular, acabada en un pico de color amarillo. El abdomen es amarillo con pintas negras. El sampedrito por el contrario es algo mayor de tamaño, con el escudo mayor que el abdomen, redondeado hacia fuera y provisto de reborde. La coloración es marrón y no presentan cabeza triangular.

Los huevos del garrapatillo son de color pajizo y con forma de tonel. El sampedrito presenta huevos más redondeados y de color verdoso.

Las ninfas son similares a los adultos en forma y color, aunque de menor tamaño y con las alas poco desarrolladas.

Ambas especies de chinche son migratorias y suelen coincidir geográficamente. Producen una única generación al año, excepto en Andalucía donde producen dos. Durante el invierno, en forma adulta, se refugian en estado de letargo en la base de ciertas plantas, en altitudes de entre 600 y 1.200 m, normalmente en zonas montañosas o en grandes páramos. Estos insectos buscan lugares fríos pero sin grandes oscilaciones térmicas, evitando así avivamientos prematuros. A medida que las temperaturas aumentan, estos insectos comienzan a ser activos durante el día, aletargándose de nuevo durante la noche.

Cuando la temperatura sobrepasa los 22º C durante varias horas se produce la emigración hacia las zonas de cultivo. La llegada a estas zonas se conoce como invasión y durará hasta el retorno a los refugios de invierno. Durante la etapa de invasión se producen los mayores daños en los cultivos, la reproducción y el desarrollo de las ninfas a estado adulto. Se alimentan pinchando las plantas y chupando la savia y la leche de los granos inmaduros. Tras entre 2 y 15 días desde el comienzo de la invasión comienza el acoplamiento. A los pocos días del acoplamiento se produce la puesta, normalmente en superficies estrechas como restos de paja, hojas secas y en casos de aglomeración en el propio suelo o sobre rocas. La puesta se realiza en dos filas paralelas de seis huevos cada una en el caso del garrapatillo, en el caso del sampedrito es irregular. Cada hembra depositará entre 200 y 400 huevos cada año, en varias puestas.

Las ninfas permanecen concentradas durante los primeros días, para después dispersarse en busca de alimento. No pueden volar, ya que sus alas no terminan de desarrollarse hasta el último estadío ninfario. Se alimentan con gran voracidad de granos a punto de madurar, todavía lechosos. Con la llegada de las bajas temperaturas retornan a los refugios de invierno.

Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus

Síntomas y daños de Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus

En la planta, producen el secado de la espiga debido al chupamiento de la savia por parte de los individuos adultos invernantes. En el grano, disminución del peso y sobre todo de la calidad ya que el insecto, al picar, además de sustraer nutrientes inyecta una enzima proteolítica que desintegra el gluten y le da al grano un olor desagradable.

Período crítico para el cultivo

El periodo crítico para el cultivo va desde el espigado hasta el endurecimiento del grano.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

La llegada de los adultos invernantes es difícil de detectar, pero puede ser de gran importancia puesto que un tratamiento sobre los primeros focos puede resultar altamente eficaz a la vez que reduce la superficie tratada con insecticidas. Al no existir un buen sistema de monitoreo, el muestreo se reduce a la vigilancia visual y debe centrarse preferentemente sobre las márgenes de las parcelas, sobre los cultivos más adelantados, parcelas de solana, e incluso en parcelas de centeno si las hubiera. Para el muestreo, se procurará evitar las horas frescas de la mañana y las calurosas del mediodía.

Umbral/Momento de intervención

Se intervendrá con insecticidas sobre los primeros focos (incluido un margen de 50 m de ancho) cuando se supere el umbral de 2-4 adultos/m2. El umbral para tratamiento contra ninfas recién eclosionadas se estima en 10-20 ninfas/m2.

Medidas de prevención y/o culturales

- Siembra de variedades tempranas o de maduración precoz y alto contenido en gluten que hayan superado la fase de grano lechoso al aparecer la plaga.

- Cambiar el cultivo de trigo por cebada en zonas endémicas.

- Mantener la parcela limpia de otras gramíneas espontáneas, especialmente vallico.

Las medidas de prevención tienen una cierta eficacia pero no aseguran el control de la plaga.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas alcontrol químico.

Medios biológicos

Las chinches tienen gran cantidad de enemigos naturales, destacando pequeños himenópteros (Asolcus sp., Telenomus sp.) que parasitan los huevos llegando a destruir en algunos casos más del 80%. Además se han descrito otros como el hongo Beauveria sp., la mosca Gymnosoma sp., algunos ácaros y aves que destruyen los adultos.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los tratamientos se dirigirán a los primeros focos de la plaga, evitando tratar las zonas no afectadas.

Los tratamientos se suspenderán cuando se detecten las primeras puestas de huevos, puesto que solo son eficaces contra adultos y son peligrosos contra algunos de los enemigos naturales. Si la densidad de ninfas es elevada, se podrán realizar aplicaciones contra ellas, después de finalizado el vuelo de los parasitoides.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizan las medidas preventivas y los métodos de control culturales. No obstante, detectada la presencia de la plaga sobre el cultivo se deberá recurrir al control químico cuando se superen los umbrales descritos.

Bibliografía con información de Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus

Junta de Castilla y León. 2005. Chinches de los cereales. Boletín fitosanitario 2005-2.

Bovey, R. 1989. La defensa de las plantas cultivadas. Editorial Omega.

ITG del Cereal, 1982. Enfermedades de los cereales de invierno.

Alvarado, M. y Morillo, F. 1978. Plagas del trigo. Hojas divulgadoras 7-78.

Ministerio de Agricultura. 1933. Insectos que atacan a los cereales en pleno campo. Hoja divulgadora 1933-16.

Ministerio de Agricultura. 1914. La plaga de los cereales denominada vulgarmente San pedrito, Aelia rostrata. Hoja divulgadora 1914-17.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Chinches de los cereales, Garrapatillo o paulilla, Aelia rostrata y Sampedrito o paulillón, Eurygastes austriacus, descripción, daños y control integrado