Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula

Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula sp., puede llegar a producir la fractura de la base de la planta provocando “encamado” del cultivo.

Descripción de Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula

Es una enfermedad fúngica que afecta principalmente al trigo, aunque también se ha observado sobre avena y cebada. Es un tipo de infección de “mal de pie”, ya que infecta la base de las plantas. Sobrevive en forma de estromas formados en los restos de cultivos enfermos que permanecen sobre el suelo, asociados a restos de cultivos enfermos o junto a otras gramíneas, produciendo una abundante esporulación.

Los otoños suaves y húmedos favorecen los ataques de la enfermedad. Con temperaturas de 4 -13º C, humedad superior a 85% durante al menos 15 horas, se produce la germinación de las esporas que dan lugar a la infección. Habitualmente se produce un único ciclo invernal de la enfermedad.

Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula

Síntomas y daños de Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula

El síntoma característico es la mancha oval, de color marrón claro que se observa en las vainas o envolturas foliares en la base de la planta. La enfermedad va atravesando progresivamente las vainas hasta llegar al tallo, sobre el que también aparece la mancha oval y placas micelianas (estromas). El ataque temprano puede ocasionar un crecimiento retardado de las plantas, debilitamiento y follaje amarillento.

Si la enfermedad penetra en el tallo, el cultivo toma aspecto de madurez prematuro, las plantas afectadas presentan espigas blancas, erectas con granos asurados o vacíos. La infección se disemina de manera poco uniforme por el cultivo, presentando un “salpicado” de espigas blancas dispersas, fotos 5 y 6. Las espigas blancas se destacan en los cultivos aún verdes.

En caso de plantas en los que el grado de penetración de la enfermedad en el tallo sea importante, se produce la fractura de la base de la planta provocando “encamado” del cultivo.

Período crítico para el cultivo

Desde final de ahijamiento hasta 2 nudos.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Los muestreos que se realicen solamente son válidos para la parcela muestreada. Se tomarán un mínimo de 50 plantas de cada parcela. Se tomarán plantas enteras arrancándolas desde la raíz procurando que la muestra sea representativa de toda la parcela y se evaluará la presencia de la enfermedad en la base de los tallos en el periodo desde el inicio de encañado hasta dos nudos del cultivo.

Medidas de prevención y/o culturales

Dado la escasa e irregular eficacia de los productos químicos, las medidas de prevención son muy importantes para reducir el daño de esta enfermedad.

- Rotaciones de cultivo. La enfermedad afecta principalmente a trigo pero también a otros cereales y gramíneas espontáneas, por lo que otros cultivos (colza, girasol, leguminosas…) pueden cortar el ciclo de la enfermedad.

- Evitar la siembra de cultivos sensibles en las parcelas afectadas.

- No repetir cultivos sensibles si se ha manifestado la enfermedad.

- Evitar la siembra precoz de trigo de invierno (anterior al 25 de octubre).

- Utilizar variedades poco sensibles.

- No cometer excesos de fertilización nitrogenada.

- En una parcela afectada que se vaya a destinar a un cultivo no sensible es preferible un laboreo superficial para que los restos de cultivo que albergan al hongo se descompongan lo más rápidamente posible.

Umbral/Momento de intervención

Cuando el 40% de los tallos presenta en su base, la mancha ovalada típica del hongo en las primeras fases del encañado.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizarán las medias preventivas y culturales para reducir la infección. Posteriormente las soluciones son muy poco eficaces.

Bibliografía con información de Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula

Varios. 2010. Productos y tratamientos recomendados para el tratamiento de las enfermedades del cereal. Navarra Agraria nº 180.

Segura, A. 2012. Enfermedades de pie en trigo, factores que condicionan su ataque. Navarra Agraria nº 195.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Mancha oval u ocelar del pie del trigo, Oculimacula sp., descripción, daños y control integrado