Fusariosis de cereales, F. graminearum, F. roseum y Microdochium nivale

Fusariosis de cereales, Fusarium graminearum, F. roseum y Microdochium nivale, provocando mancha ovales de color verde-rosa pálido, que evolucionan a marrón y terminan por secarse rasgando el tejido en sentido longitudinal.

Descripción de Fusariosis de cereales, F. graminearum, F. roseum y Microdochium nivale

Los hongos del genero Fusarium tienen un amplio rango de hospedantes, entre ellos muchos cereales (trigo, cebada, avena) y otras gramíneas, entre las especies cultivadas destaca la especial sensibilidad de los trigos duros. Las fusariosis de los cereales paja vienen provocadas por los ataques de distintas especies de Fusarium del grupo roseum (F. graminearum, F. culmorum, F. avenaceum, F. poae, etc.) y Microdochium (M. nivale nivale y M. nivale majus).

Las principales fuentes de inóculo provienen por tres vías diferentes, como micelio de las semillas contaminadas, micelio saprófito en restos del suelo a cierta profundidad, o por conidiosporas en la superficie del suelo proveniente de los residuos del cultivo anterior. Las infecciones de las diferentes partes de la planta pueden ser consideradas independientes y pueden darse en condiciones favorables desde el micelio presente en el suelo hasta la espiga sin haber mostrado otros síntomas.

Fusariosis de cereales, F. graminearum, F. roseum y Microdochium nivale

Síntomas y daños de Fusariosis de cereales, F. graminearum, F. roseum y Microdochium nivale

Los síntomas de F. roseum se dan en diferentes partes de la planta. En la corona radicular produce podredumbre, necrosis y muerte de raíces, esta reducción del sistema radicular suele dar como consecuencia las sintomatologías de plantas escaldadas que presentan espigas blancas, erectas con granos asurados o vacíos. Sobre las vainas de las hojas y la base del tallo suele provocar manchas y necrosis de color castaño oscuro que evoluciona a necrosis. Frecuentemente se observa micelio de color rosa-naranja.

La sintomatología provocada por Microdochium sp. es más frecuente sobre hojas, provocando mancha ovales de color verde-rosa pálido, que evolucionan a marrón y terminan por secarse rasgando el tejido en sentido longitudinal. En espiga los síntomas son similares a los provocados por F. roseum.

Los daños por fusariosis se dan en distintos niveles. Importantes marras de nascencia que ocurren en caso de granos infectados, más severas en caso de Microdochium sp. Mermas de cosecha provocadas en caso de daños en corona radicular. Mermas de cosecha, reducción de calidad del grano, semillas portadoras de la infección cuando el ataque es en espiga. Presencia de micotoxinas en granos provenientes de espigas afectadas, ocurre en caso de ataque de F. roseum, y los granos o derivados que provengan de cosechas afectadas pueden contener fusariotoxinas (Deoxinivalenol, Zearalenona, etc.).

Período crítico para el cultivo

Dependiendo del tipo de fusarium, el cultivo puede verse expuesto a la enfermedad en cualquier momento del ciclo.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Los ataques a la zona radicular o a la base de los tallos suelen estar asociados a condiciones de estrés por lo que no tiene interés hacer un seguimiento si no se pueden revertir estas condiciones.

Sin embargo puede resultar interesante proteger la espiga en parcelas en las que exista riesgo cuando las previsiones climatológicas adviertan de lluvias en el periodo de floración. Se pueden considerar parcelas de riesgo aquellas en las que no se hayan realizado medidas preventivas o en aquellas en las que se haya detectado la presencia sobre las hojas y tengan un crecimiento exuberante.

Umbral/Momento de intervención

Para combatir la fusariosis de espiga, no existen métodos curativos, por lo que en el caso de los tratamientos con funguicidas, estos deberán ser preventivos. Los tratamientos con fungicidas se realizarán de manera preventiva cuando exista riesgo elevado de lluvias o humedad relativa elevada durante varios días coincidiendo con el periodo de floración del cultivo.

Medidas de prevención y/o culturales

Estas medidas preventivas pueden evitar la necesidad de uso de funguicidas:

- Rotaciones de cultivo, la repetición de cultivos sensibles incrementa el riesgo de desarrollo de la enfermedad. Se considera situación de riesgo en el trigo que sigue a un cultivo de maíz.

- Enterrar los restos de cultivo para reducir el inóculo.

- Sembrar variedades poco sensibles.

- No utilizar dosis de semilla elevada.

- Utilizar semilla tratada cuando provenga de parcelas que se hayan visto afectadas en la primavera

- Evitar los riegos por aspersión en el periodo de floración.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Ante una situación de riesgo para el cultivo, solamente son eficaces los tratamientos fungidas aplicados preventivamente.

Cuando los campos de multiplicación de semilla se hayan visto afectados por Fusariosis en la fase de espigado, se realizará una desinfección de la semilla previa a la siembra.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizan las medidas preventivas y los métodos de control culturales.

Bibliografía de Fusariosis de cereales, F. graminearum, F. roseum y Microdochium nivale

Varios. 2010. Productos y tratamientos recomendados para el tratamiento de las enfermedades del cereal. Navarra Agraria 180.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Fusariosis de cereales, Fusarium graminearum, F. roseum y Microdochium nivale, descripción, daños y control integrado