Apio

Estas son las Plagas, enfermedades y fisiopatías más frecuentes en el cultivo del Apio.

Plagas, enfermedades y fisiopatías del Apio.

PLAGAS del Apio:

Gusanos grises (Agrotis ssp.). Al atardecer suben por la masa vegetal y roen todas las partes aéreas de la planta. En plantas recién transplantadas cortan el cuello de la raíz.

Rosquilla negra (spodoptera litoralis Boisduval) El mayor daño lo puede ocasionar en los semilleros y primeras fases del cultivo, llegando incluso a devorar la totalidad de las hojas.

Psilla rosae Fab. Díptero cuyas larvas atacan al cuello de la raíz realizando galerías. No es demasiado común en el litoral mediterráneo.

Mosca del apio (Phylophylla heraclei L.). Mosca cuya larva realiza galerías en los limbos de las hojas. Tampoco es demasiado común en el litoral mediterráneo

Liriomiza trifolii Burg. Díptero que origina galerías y que puede ocasionar gravísimas perdidas al cultivo. Su combate resulta dificultoso.

Pulgones. Producen abarquillamiento de las hojas.

Caracoles y babosas.

            Nematodos (Dytilenchus dupsaci Kuehn.). Desarrollo menor de lo habitual, hojas amarillas y deformadas y abultamientos radiculares.

ENFERMEDADES del Apio:

Sclerotina sclerotiorum (Lib) De By. Hongo que provoca problemas muy graves a este cultivo. Produce un micelio blanco-violaceo que da lugar a una podredumbre blanda de olor muy desagradable en la base de la planta.

Septoriosis. Es una de las enfermedades más graves del apio, siendo necesarias determinadas operaciones destinadas a su control. Puede transmitirse por semillas. Produce manchas de color marrón claro en las hojas. Al poco tiempo las hojas se abarquillan y se desecan.

Cercosporosis (Cercospora apii Fres.).Produce daños similares a la septoriosis.

Mildiu del apio (Plasmopara nivea Schr..). Produce amarilleamiento y desecación de las hojas

Otros hongos (Phoma, Pythium, Rhizoctonia, Fusaruim, etc.)

 Bacterias (Pseudomonas apii Tagger, Erwina carotovora (Jones) Berseu et al).

Virosis y microplasmas.

ACCIDENTES Y FISIOPATÍAS del Apio:

Granizo. Las plantas pierden sus hojas exteriores y se crean heridas, puertas a posibles infecciones

Heladas. Amarilleamiento de las hojas superiores y ahuecado de las pencas. Si es una helada severa, las pencas se acristalan.

Floración prematura. Debido a bajas temperaturas

Corazón negro (Black-heart). Esta desencadenado por una mala translocación de calcio en las plantas. Se manifiesta por el crecimiento reducido de las plantas, necrosis y abarquillamiento de las hojas interiores del centro del apio y que al final se vuelven negras.

Carencia de boro. Se produce una coloración pardusca en las hojas, seguido de un reblandecimiento y de la formación de unas líneas pardas necróticas en las nerviaduras, que en ocasiones van acompañadas de sustancias gomosas.

Carencia de magnesio. Se manifiesta un amarilleamiento de las hojas viejas.

Ruptura de los nudos peciolares. SE puede producir en suelos con pH elevado que tienen altos niveles de potasio, ayudados por fuertes vientos.

Ahuecado de las pencas. Se puede originar tras periodos de ligeras heladas y también por condiciones de encharcamiento, sobremadurez, etc. 

 

Apio - Plagas, enfermedades y fisiopatías