Ratones Topos o ratillas de campo en azafranales - Daños y control

Daños y control de Ratones Topos o "ratillas de campo" en azafranales.

Los ratones, ratillas o topos están considerados como uno de los más importantes enemigos de los  azafranales. Estos roedores tienen vida casi subterránea, cavan largas galerías en todas direcciones, alimentándose de las cebollas, a las que devoran con gran avidez.

Los daños, por tanto, son numerosos, ya que dejan trozos desprovistos de vegetación, por haber sido comida la semilla.

La existencia de topos o ratillas en cualquier azafranal es fácil de apreciar, pues se verán montoncillos de tierra en las bocas de las galerías que estos roedores hacen.

Medios de lucha;

Colocación de cepos en las bocas de las madrigueras o excavación de galerías hasta dar con los topos.

Empleo de gases producidos por azufre quemado (anhídrido sulfuroso), para lo cual se utilizan unos fuelles de mano, a los que se echa paja, y una vez encendida se añade el azufre, con lo que se desprenden humos que salen por el caño de los fuelles y, acercándose a la boca de la galería, pasan al interior de la misma, asfixiando a los topos. Conviene tapar las demás bocas, ya que se escaparía el humo por cualquiera de ellas.

Empleo de cartuchos matatopos, que al quemarlos en la boca de la galería desprenden gran cantidad de humos asfixiantes, que provocarían la muerte de los topos.

Colocación de granos de uva con veneno dentro, en las bocas, para que durante la noche los coman y mueran.

También pueden emplearse cebos tóxicos a base de estricnina o anhídrido arsénico, mezclados con avena machacada, trigo blando o alfalfa picada; no obstante, la preparación de esos cebos puede ser peligrosa, dada su alta toxicidad, por lo que no se dan mezclas de los mismos.

Esta información es una referencia orientativa, los nuevos productos y registros de productos autorizados cambian constantemente, se aconseja pedir asesoramiento a los Servicios Técnicos de la zona.

 

Ratones Topos o ratillas de campo en azafranales - Daños y control