Suelos para cultivo de Azafrán - Criterios para elegir la parcela en función del suelo

Recomendaciones sobre Suelos para cultivo de Azafrán - Criterios para elegir la parcela en función del suelo.

El azafrán va mejor en terrenos que sean ideales: "suelos ligeros, fértiles, bien drenados, sin pedregosidad, profundos, con un contenido en materia orgánica elevado, bien estructurados, etc".

Pero hay que ser realistas y saber que lo ideal no es fácil de encontrar. Por ello a continuación se  citan aquellas características de suelos en los que el cultivo del azafrán sería un fracaso y, por tanto, en los que no se deben poner cultivos de azafranales.

El Cultivo del Azafrán no va bien en los siguientes tipos de terrenos:

-  Suelos pesados y/o con problemas de encharcamiento. Son suelos que tendrán problemas de mecanización, sanitarios, de aireación, etc. 
-  Suelos pedregosos. Es frecuente buscar suelos no pedregosos para el cultivo del azafrán, ya que las piedras ocasionan muchos problemas en la recolección mecanizada de cormos. El problema es que una parcela sin piedras en Castilla La Mancha es difícil de encontrar.
-  Suelos poco fértiles. Es mejor evitarlos ya que el azafrán es un cultivo de alto valor económico. Además, es frecuente hacer una estercoladura en preplantación y un buen abonado de fondo.

Resumiendo, los principales criterios para la elección de la parcela serían en relación al tipo de terreno es elegir suelos de:

-  Textura media o ligera, no pesada.
-  Suelos que no se encharquen 
-  Suelos fértiles.

 

Suelos para cultivo de Azafrán - Criterios para elegir la parcela en función del suelo