Nabo

Nabo, origen y generalidades, así como su taxonomía, y descripciones botánicas, morfológicas, fisiológicas y ciclo biológico o agronómico.

NABO.
Origen y generalidades del Nabo
El nabo aparece citado en textos muy antiguos, figurando en el Libro Chino de Poesía. Los Griegos ya lo conocían, puesto que tenían una palabra para designarlo. También era conocido por los romanos. En la Edad media, este cultivo es citado frecuentemente en Europa, a través de diversos herbarios.
Se considera que existen dos zonas distintas de donde puede proceder, Europa, o Asia central.
Durante mucho tiempo ha sido alimento básico para la alimentación humana, sobre todo en épocas anteriores al consumo de la patata.
El nabo, al igual que muchas crucíferas, han sufrido numerosas modificaciones en cuanto a su clasificación botánica. Este cultivo, unas veces se ha considerado como Brassica napus L. otras como B. rapa L. y otras como B. campestris L.
Una variedad de nabos, los nabos gallegos, son utilizados en la cocina gallega para consumir sus hojas en lugar de la raíz, y se emplea en la elaboración de diversos guisos. Este tipo de nabos recibe el nombre de Grelos de Santiago.

Encuadramiento taxonómico del Nabo
Cruciferae Juss.  Brassica napus L.

Descripción botánica del Nabo.
Plantas herbáceas anuales o bienales, autoalógamas, de raíz cilíndrica, engrosada o tuberosa.
Tallos erectos de hasta 1,5 m de altura, ramificados y ligeramente híspidos en la base. Hojas basales liriadas y lobuladas y contraídas en un peciolo alado.
Hojas caulinares oblongo-lanceoladas, de 10-40 x 5-20 cm, dentadas y subsésiles o abrazadoras y auriculadas.
Racimos florales corimbiformes. Flores de 1,5-2 cm de diámetro con pedicelos de 1-3 cm. Sépalos verde-amarillentos, de 5-8 mm de longitud. Petalos obovados, de 6-18 mm de longitud, amarillos, ungiculados y a veces emarginados. Óvulos 20-30. Silicuas subcilíndricas, de 5-10 cm de longitud, con pico lóculo.
Semillas globosas, de 2-2,5 mm de diámetro, ligeramente angulosas y reticuladas o finamente alveoladas, de color castaño-rojizo a negruzco.
Amplia variabilidad en morfología y utilización entre los cultivares de sus subespecies.
Multiplicación por semilla.

Caracteres morfológicos del Nabo
Es una planta bianual. Las hojas son de una forma mas o menos lobulada, con los bordes festoneados. Los lóbulos de la extremidad son más largos que los de la base. Su color es verde medio, con algunas diferencias entre las variedades. El tacto es áspero debido a los pelos o tricomas que tiene.
La principal característica que diferencia las variedades de nabo esta en la raíz. Puede ser mas o menos engrosada, carnosa, esférica, aplanada, cónica o alargada. El color puede variar entre blanco, verde, amarillo, rojo, gris o negro. La carne, blanca o amarilla, puede tener un sabor azucarado o picante, según si son forrajeras o de mesa.
El segundo año emite el tallo floral. Es un tallo liso y ramificado que alcanza los 60-80 cm. Las flores son de tamaño mediano y están reunidas en un racimo terminal que, después, darán lugar a un fruto en forma de silicua larga y fina. Dentro del fruto normalmente hay de 15 a 25 semillas.

Caracteres fisiológicos del Nabo
Es un cultivo que presenta gran sensibilidad al medio ambiente en el que se desarrolla en relación con su vegetación y desarrollo de la raíz. Después de la nascencia no tolera muy bien las altas temperaturas. Si se producen, algunas mueren, y las que no, sufren un crecimiento anormal de la raíz. Por otro lado, si cuando llegan temperaturas frías el cultivo tiene las raíces poco desarrolladas, no llegarán a alcanzar el tamaño y la forma deseada para su venta.
Este aspecto es decisivo a la hora de elegir las variedades que se van a cultivar, conociendo muy bien las características climáticas que se dan en la zona.
Además las bajas temperaturas en determinadas etapas del ciclo, así como la sequía pueden inducir una subida a flor prematura.

Ciclo biológico o agronómico del Nabo
El ciclo de este cultivo esta en torno a 40-100 días dependiendo de climatología y variedades. Se pueden dar dos etapas de cultivo:
- Siembra entre julio y octubre, cuya recolección se realiza en otoño-invierno.
- Siembra entre marzo y abril que se recolecta en verano.

 

Nabo, taxonomía, y descripciones botánicas, morfológicas, fisiológicas y ciclo biológico o agronómico