Cultivo del pepino

Cultivo del pepino, descripción de la planta, y exigencias de cultivo, suelo, agua, plantación, plagas y enfermedades, abonado, etc.

 

Vídeo Cultivo del pepino 1ª parte:

 

Vídeo Cultivo del pepino 2ª parte:

 

Texto del Vídeo Cultivo del pepino 1ª parte

El pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) es una hortaliza perteneciente a la familia de las cucurbitáceas, cuyo nombre científico es Cucumis sativus.

Es una planta herbácea anual, monoica, rastrera o trepadora siempre que se le facilite un sistema de "entutorado" adecuado.

El sistema radicular consta de una raíz principal, que se ramifica rápidamente en raíces secundarias superficiales muy finas, alargadas y de color blanco.

El tallo principal es anguloso y espinoso, con nudos en los que se desarrollan los zarcillos y las hojas. De las axilas de cada hoja nacerán los brotes de segundo orden.

Las hojas están insertas de forma alterna en el tallo, son pecioladas y presentan un limbo lobulado con 3 ó 5 lóbulos más o menos pronunciados, de color verde oscuro y recubiertos de un vello muy fino.

Las flores son amarillas, pedunculadas, axilares y generalmente unisexuales. Las masculinas aparecen en las axilas de los tallos secundarios agrupándose en inflorescencias fasciculadas en grupos de 3 a 5 flores. Las femeninas, también las encontramos en las axilas de los tallos secundarios, apareciendo éstas después que las masculinas y de manera solitaria. Presentan un ovario ínfero con un estilo y tres estigmas gruesos bipartidos.

El fruto es una baya carnosa áspera o lisa, dependiendo de la variedad. El epicarpo vira desde el color verde, en estado inmaduro, hasta el amarillo anaranjado, cuando alcanza la maduración.

La pulpa es acuosa, de color blanquecino, con semillas en su interior repartidas a lo largo del fruto. Dichas semillas se presentan en cantidad variable y son ovaladas, algo aplastadas y de color blanco-amarillento.

El pepino es menos exigente en calor que el melón, pero más que el calabacín.

Las temperaturas diurnas óptimas oscilan entre los 20˚C y 30˚C, aunque conforme aumenta la temperatura dentro de este rango, aumenta la producción precoz.

Es una planta con elevados requerimientos de humedad, debido a su gran superficie foliar, siendo la humedad relativa óptima durante el día del 60-70% y durante la noche del 70-90%.

Luminosidad. La planta de pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) crece, florece y fructifica con normalidad incluso en días cortos, aunque también soporta elevadas intensidades luminosas y a mayor cantidad de radiación solar, mayor es la producción.

Suelos. El pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) puede cultivarse en cualquier tipo de suelo de estructura suelta, bien drenado y con suficiente materia orgánica.

Salinidad. Es una planta medianamente tolerante a la salinidad aunque algo menos que el melón.

 

Texto del Vídeo Cultivo del pepino 2ª parte

La plantación de pepino pepino (Cucumis sativus), en invernadero, se suele llevar a cabo con plántulas procedentes de semillero, cuando estas tienen entre 2 y 3 hojas verdaderas. Para el trasplante, se abren los hoyos, se coloca el cepellón, se cubre de tierra y se da un riego que afiance las plántulas y facilite su arraigo. 

El marco de plantación estará en función del ciclo de cultivo. Para cultivos tempranos de ciclo corto de primavera (hemisferio norte), los marcos suelen ser de 1,5 m x 0,4 m ó 1,2 m x 0,5 m.

Si el cultivo es más tardío o se pretende alargar la producción cubriendo los meses de frío, los marcos se ampliarán, siendo los más utilizados de 2 m entre líneas y 0,5 m entre plantas, o bien 1,5 m entre líneas y 0,6 m entre plantas.

La poda comienza a los pocos días del trasplante. En pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) "tipo holandés", consiste en suprimir los brotes laterales para dejar la planta a un solo tallo principal. En otros tipos de pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) la poda es similar, aunque no se eliminan los brotes laterales, sino que se suelen despuntar por encima de la segunda hoja.

Las hojas viejas, amarillas o con enfermedades se quitarán paulatinamente para favorecer la aireación.

El "entutorado" mantiene la planta erguida, mejora su aireación y favorece el aprovechamiento de la radiación y la realización de las labores culturales. Al llegar al alambre la planta se dirige hasta otro alambre, que se encuentra a 0,5 m de distancia, dejando colgar la guía sobre éste.

Con el fin de aumentar la eficacia de la polinización cruzada, se introducen en el invernadero colmenas de Bombus Terrestris,

La demanda de agua del pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) es bastante grande, especialmente en la época de formación y engorde del fruto.

En cuanto a la nutrición, es importante la relación Nitrógeno/Potasio a lo largo de todo el ciclo de cultivo. Además, el fósforo es relevante sobre todo en las etapas de enraizamiento y floración; y el calcio en la calidad, y la mejor defensa de las plantas ante las enfermedades.

También es un cultivo bastante exigente en microonutrientes, en especial en manganeso y hierro.

Entre la principales plagas que afectan al pepino (cohombro, alpicoz, alficoz) podemos encontrar la mosca blanca (Bemisia tabaci y Trialeurodes vaporariorum) y el trips (Frankliniela occidentalis). Para su control biológico se realizan sueltas de Amblyseius swirskii.

Otra plaga, de menor importancia, son los pulgones. Su control biológico se realiza mediante parasitoides como Aphidius colemani.

Entre las principales enfermedades encontramos, Mildiu, Fusarium y Botrytis.

Dependiendo del cultivar y de la temperatura, el periodo desde floración a cosecha ronda los 55 ó 60 días.

Generalmente, los frutos se cosechan en un estado ligeramente inmaduro, antes de que las semillas completen su crecimiento y se endurezcan.

Debido a la gran cantidad de agua que constituye el fruto (95%) se debe evitar las deshidrataciones, realizando el corte en horas de poco calor.

 

Cultivo del pepino