Pin It

Tumores de la vid, Agrobacterium sp.

Tumores de la vid, Agrobacterium sp. orivica, tumores en el cuello, raíz y sarmiento, pudiendo provocar la muerte de cepas jóvenes en 2 ó 3 años.

Descripción

Agrobacterium spp. se comporta en vid como un patógeno sistémico que se localiza en los vasos de la planta, pudiendo observarse los síntomas en cuello y raíces y en los sarmientos, o solo en una de dichas partes de la planta.

La bacteria puede estar latente en el interior de la cepa durante períodos variables de tiempo, sin causar síntomas, pero podrá ser diseminada por la poda o por la utilización de material vegetal de las plantas con infecciones latentes.

Tumores de la vid, Agrobacterium sp.

Síntomas y daños

Los síntomas son claros pudiendo observar tumores en el cuello, raíces o sarmiento, que pueden tener distintos aspectos: lisos, rugosos, aislados, agrupados, etc.

Los tumores pueden llegar a ser similares a los que se observan en frutales, con tamaños que oscilan desde 0,5 -10 cm diámetro. Los tumores localizados en nudos, heridas, puntos de injertos pueden ser confundidos con callos de cicatrización.

Las plantas afectadas pueden morir en 2-3 años si las condiciones climatológicas son adecuadas para la bacteria y la planta ha sufrido heridas o situaciones de estrés.

Período crítico para el cultivo

Estado de la planta joven, tanto en vivero como recién transplantada al campo.

Después de heladas, granizadas, podas severas, anillados o herida de poda en el cuello de la planta, ya que todas ellas favorecen la proliferación y entrada de la bacteria en la planta.

Estado más vulnerable de la plaga

No existe estado más vulnerable.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Localización de tumores en plantas de vivero, antes del transplante. Localización de tumores en la zona de cuello en partes aéreas de la planta.

Medidas de prevención y/o culturales

La lucha preventiva es el mejor método de control, ya que una vez que penetra en la planta es muy difícil erradicarlo, dentro de esas medidas preventivas destacan:

No plantar en suelos en los que se hayan cultivado plantas afectadas por esta bacteria.

El material vegetal para una nueva plantación o reposición de planta que sea de viveros autorizados y si es posible que sea poco sensible a la enfermedad.

Podar sólo en el período de reposo invernal y desinfectar las tijeras entre cepas.

Evitar las heridas en la planta y sellar las mismas con productos cicatrizantes.

Desinfectar las herramientas de podas entre cortes.

Realizar un abonado equilibrado evitando exceso de nitrógeno y potasio

Umbral/Momento de intervención

No hay umbral definido. En cultivos establecidos no es problema, aunque determinadas técnicas (cortes o heridas) puedan favorecer la proliferación de la bacteria. En vivero se debe hacer un control eficiente del problema.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

La lucha química no se ha mostrado eficaz para el control de la enfermedad.

Aplicación en todo caso de productos cicatrizantes para evitar el avance de la bacteria a madera sana. Se utilizarán cicatrizantes o pastas con fungicidas para después de la poda.

Bibliografía

Para más datos, consultar: “Los parásitos de la vid. Estrategias de Protección Razonada”. Coedición, MAPA y Mundi-Prensa. 5ª edición, 2004. “Plagas y enfermedades de la vid en la Región de Murcia” Alfonso Lucas Espadas Consejería de Agricultura y Agua, 2008.

Fuente y referencia: Publicación del MAPA - Ministerio de Agricultura de España, GuÍa de Gestión Integrada de Plagas en Uva de Transformación. Madrid 2014.

 

Tumores de la vid, Agrobacterium sp.