Taladreos de la madera en Vid, Sinoxylon sexdentatum, Xylotrechus arvícola, Schistocerus bimaculatus (Oliv.)

Taladros de la madera en Vid, Sinoxylon sexdentatum Oliv., Xylotrechus arvícola Oliv., Schistocerus bimaculatus Oliv., las larvas realizan galerías en su interior que pueden destruir sarmientos y cepas.

Descripción de los Taladros de la madera en Vid

Sinoxylon es un pequeño coleóptero de 4 a 6 mm de color oscuro que coloca los huevos, blancos y elípticos de 1 a 1,5 mm, en pequeños orificios que realiza en la madera de la vid la hembra adulta, entre el serrín. Las larvas de color blanquezino y ligeramente curvadas alcanzan los 6-7 mm y se desarrollan en el interior de las galerías que producen, en las cuales ninfosan cuando alcanzan la madurez.

Xylotrechus es un coleóptero cerambícido que ataca especies forestales pero que puede atacar también la vid, localizándose preferentemente en plantaciones reconvertidas donde hay restos viejos de la planta con deficiente desarrollo. Los adultos miden de 9 a 15 mm de longitud y presentan una coloración específica en bandas amarillas y negras, que los hace singulares, y que recuerda a las avispas. Los huevos los colocan cerca de las heridas de poda, en zonas con poca actividad de savia. Las larvas, de formas características, con gruesos anillos en el cuerpo, más grandes en la zona de la cabeza y menos en el extremo opuesto (forma de tornillo), emergen y realizan galerías en el interior de la madera, avanzando por las zonas más débiles y progresando hasta zonas sanas. Crisalidan en las propias galerías, cerca de la epidermis, de las que saldrán nuevos adultos.

Schistocerus es un coleóptero, taladro de madera, con comportamientos similares a otros taladros y de tamaño intermedio (sobre unos 8-10 mm). Los adultos se caracterizan por dos manchas blancas en la parte delantera del tórax, mientras que el resto del cuerpo es de color negro. Colocan los huevos en las hendiduras de la madera, bajo la corteza, en zonas próximas a las yemas o nudos. De ellos salen las larvas que inmediatamente se introducen en la madera, alimentándose de ella como una carcoma, produciendo un polvillo de color amarillento, como serrín, muy fino, que es el primer testimonio de su ataque. Cuando las larvas completan su ciclo, empupan, dando lugar a nuevos adultos que continuarán el proceso reproductivo.

Taladreos de la madera en Vid, Sinoxylon sexdentatum, Xylotrechus arvícola, Schistocerus bimaculatus (Oliv.)

Síntomas y daños

En general, los daños que producen estos taladros se suelen circunscribir principalmente a maderas de poda o partes muertas de las cepas. Sin embargo, debido a circunstancias singulares, a veces, pueden comportar problemas para las plantas, que pueden llegar provocar su destrucción.

Sinoxylon se desarrolla preferentemente sobre los sarmientos del año, por lo que sus daños son más peligrosos cuando ataca viñas en sus primeras etapas, en formación. Los adultos realizan perforaciones en la base de las yemas o en la base de los sarmientos, dentro de las cuales se aparean y colocan los huevos. Las larvas continúan realizando galerías que acaban destruyendo el sarmiento o favoreciendo su rotura.

Xylotrechus afecta sobre todo a cepas que han sido reconvertidas y presentan restos de madera vieja. Las larvas realizan galerías en su interior que van taponando con su propio serrín. Las cepas se debilitan al interrumpirse el paso de savia, tienen brotaciones más cortas y menos productivas y en casos severos, pueden llegar a destruirse completamente.

Schistocerus se desarrolla preferentemente sobre madera de poda, y cuando esta abunda (caso de destrucción por troceado en la propia parcela), las poblaciones aumentan de forma considerable, llegando a efectuar daños sobre la madera sana, en la base del sarmiento o el pulgar, donde inician galerías, que aunque se vean abortadas por la savia que emite la planta, debilitan la base del brote y este se puede quebrar con facilidad por la acción del viento cuando soporta el peso de toda la vegetación del año. La presencia de gotas de goma, a veces de gran tamaño, son un buen síntoma de la plaga. En casos de ataques severos, pueden llegar a destruir un número elevado de yemas, obligando a podas largas o de rejuvenecimiento, muy severas y más conflictivas cuando estamos en período de formación del cultivo.

Período crítico para el cultivo

Para cada especie puede haber momentos diferentes.

En el caso de Sinoxylon y Schistocerus, el momento más crítico es final del invierno y primavera, cuando los adultos inician el ataque a la madera, de cara a tomar fuerzas para reproducirse y realizar la puesta.

Para Xylotrechus, algo más tarde, cuando los adultos realizan la puesta.

Estado más vulnerable de la plaga

En todos los casos, las larvas recién emergidas de las puestas, cuando comienzan su labor destructora de la madera.

Los adultos en algunos casos, también pueden presentar cierta vulnerabilidad, aunque resulta complejo alcanzarlos con los tratamientos.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

En el caso de Sinoxylon y Schistocerus, por medio de controles directos sobre la cepa y sobre la madera de poda depositada en campo.

En el caso de Xylotrechus, se pueden colocar cepas o trozos de estas afectadas en receptáculos cerrados con un orificio de salida por el que se controla la emergencia de adultos.

Medidas de prevención y/o culturales

No tener restos de poda para usos domésticos en zonas próximas al cultivo, que puedan servir de reservorio de la plaga.

Destrucción de la madera de poda y de las cepas viejas afectadas por la plaga fuera de la parcela, preferentemente por medio del fuego, para evitar que sirvan de soporte y multiplicación de la plaga.

Debería evitarse el triturado de los restos de poda en la propia parcela, especialmente si los equipos utilizados permiten que queden restos o trozos de sarmiento con su estructura normal, ya que esto facilita la proliferación de la plaga.

En caso de utilizar estos equipos, debe asegurarse que además de trocear, trituran la madera, y si es posible, que entierren ligeramente los restos, lo que facilita su descomposición rápida.

En los procesos de reconversión de la estructura de la cepa (de vaso a espaldera sobre todo), evitar dejar zonas muertas o tocones sin flujo de savia y proteger las grandes heridas de poda.

Umbral/Momento de intervención

No está definido para ninguno de ellos.

Según la importancia del foco, las actuaciones presentarán mayor o menor urgencia y se efectuarán con niveles más o menos elevados.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

En todos los casos el control químico es complejo y suele dar poca eficacia. Resulta mucho más interesante la adopción de otras medidas de tipo cultural.

En el caso de Xylotrechus, no se tiene todavía una idea clara de cuando y como actuar contra ella.

Bibliografía con información sobre Taladros de la madera en Vid

Para más datos, consultar: “Los parásitos de la vid. Estrategias de Protección Razonada”. Coedición, MAPA y Mundi-Prensa. 5ª edición, 2004.

Plagas y enfermedades de la vid en la Región de Murcia. Alfonso Lucas Espadas. Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. 2008.

Fuente y referencia Publicación del Ministerio de Agricultura de España. Guía de Gestión Integrada de Plagas en Uva de Transformación ed. Ministerio de Agricultura de España, en 2014.

 

Taladros de la madera en Vid, Sinoxylon sexdentatum, Xylotrechus arvícola, Schistocerus bimaculatus (Oliv.)