Pin It

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis, ácaro eriófido cuyos sítomas se manifiestan principalmente en hojas y racimos.


Descripción

Está ocasionada por un ácaro eríofido de cuerpo alargado y una longitud de 0,2 mm, de color amarillo pálido. Los huevos son ovalados y blancos.

Existen tres razas que se distinguen por su hábitat, síntomas y daños que producen. Inverna en estado de adulto en el interior de las yemas y debajo de la corteza de la madera del año.

Durante el período vegetativo de la vid se suceden varias generaciones, dependiendo su número de las condiciones climáticas.

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis

Síntomas y daños

Los síntomas se manifi estan desde el desborre, detectándose principalmente en hojas y racimos. No se aprecia diferente sensibilidad varietal, salvo para la raza de las yemas.

Raza de las falsas agallas: Es la raza más extendida por toda la geografía Española. En las hojas se aprecian agallas que sobresalen en el haz, coincidiendo con depresiones en el envés donde se observan abundantes pelos de color blanquecino que van adquiriendo una coloración parduzca. En los racimos, antes de floración se observan inflorescencias agrupadas y recubiertas por abundante pilosidad. Los daños que causa no son de importancia, excepto en viveros y plantaciones jóvenes.

Raza de las yemas: Algunas yemas no llegan a brotar, presentando una borra marrón-rojiza mas abundante que en las yemas sanas. Los brotes procedentes de estas yemas presentan un retraso en la brotación, entrenudos cortos, racimos de menor tamaño e incluso inexistentes. Junto a los pámpanos deformados se observan rotaciones de las yemas basilares o ciegas, dando lugar a “escobas de bruja”. Los daños se localizan principalmente en los racimos, afectando a su calidad y cantidad.

Raza que curva las hojas: Producen curvamientos más o menos acentuado de las hojas terminales hacia el envés. Prácticamente no causa daños.

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis

Período crítico para el cultivo

Al inicio de la “ hinchazón “ de yemas (B2) – Punta verde (C), en el caso de la raza de las yemas.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Por el hábitat del ácaro y su reducido tamaño, es difícil su seguimiento y la determinación de la densidad de la plaga.

En base a la importancia de sus daños, solo es necesario evaluar la posible incidencia de la “raza de las yemas”. Para ello, al inicio de la hinchazón de las yemas (B2), en parcelas donde se haya detectado su ataque en la campaña anterior, se muesteará desde salida de hojas (C-D) hasta racimos separados (G-H). Se observarán 4 hojas/cepa y un total de 25 cepas, evaluándose el porcentaje de hojas con síntomas.

Medidas de prevención y/o culturales

Para injertar no coger sarmientos de parcelas atacadas.

Eliminar los restos de poda en aquellas parcelas con presencia de síntomas. El aumento de los abonos nitrogenados favorece el desarrollo de la población de esta plaga.

Umbral/Momento de intervención

5 % de hojas con presencia para el caso de la raza de las yemas.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos Favorecer la presencia en la parcela de Typhlodromus phialatus, Amblyseius sp., Aeolothrips sp., Chrysoperla carnea y Orius sp. ayuda al control de la plaga.

Medios químicos

En la “raza de las falsas agallas” y la “raza que curva las hojas” normalmente no es necesario intervenir directamente, ya que los daños que causan no suele justificar su tratamiento. Se recomienda realizar un tratamiento fitosanitario al observar los primeros síntomas al desborre, únicamente en aquellas parcelas que tuvieron un ataque muy fuerte el año anterior.

La protección contra la “raza de las yemas” se debe de realizar en los estados fenológicos C/D (punta verde/salida de hojas) y en G/H (racimos separados/botones florales separados).

Se utilizarán los autorizados en el registro para este cultivo y uso.

Bibliografía

Para más datos, consultar: “Los parásitos de la vid. Estrategias de Protección Razonada”. Coedición, MAPA y Mundi-Prensa. 5ª edición, 2004. “Plagas y enfermedades del viñedo en La Rioja”. José Luis Pérez Marín. Gobierno de la Rioja, 2012.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Uva de Transformación. Madrid 2014.

 

Más sobre Erinosis de la Vid

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis

Un ácaro eriófido de 0,1-0,3 milímetros, es el causante de la Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis. Puede tener 7 generaciones anuales.

Síntomas:

Producen unos abultamientos más oscuros en el haz de las hojas de vid. En el envés de esos abultamientos, en principio son blancas y luego se van oxidando.

Los síntomas son fácilmente muy característico y visibles en hojas por abultamientos, agallas o rerrugas que produce.

Control:

Medidad preventivas culturales:
- Quemar los restos de poda.
- No utilizar sarmientos de viñedos atacados para los injertos

Momento más apropiado para efectuar un tratamiento es en el estado fenológico C con oleofosforados.

A partir del estado C se puede utilizar Endosulfan, Bomopropilato o Dicofol.

Tiene cierto efecto de control pulverizar o espolvorear con azufre mojable o azufre en polvo para esponvoreo. Mejor en espolvoreo. El azufre además viene bien en las viñas para otros efectos como cierto poder de prenvención aintioidio, nutriente, etc. Pero en caso de ataques intensos se debe recurrir a los acaricidas específicos.

Ver más información de la Acariosis y de la Erinosis

 

Erinosis de la Vid - Colomerus viti, Eriophyes vitis