Enfermedad de Yesca de la Vid

La Yesca es una de las enfermedades causadas por hongos que afectan a la madera de la vid. Este problena se suele dar con más intensidad en cepas de viñas viejas.

Daños y Sintomas:

Se origina una coloración blanco amarillenta, rodeada normalmente por una zona verde amarillenta a pardo oscura y negra. La madera se pudre con la evolución del hongo, se ablanda, y se vuelve blanca y esponjosa. Las hojas toman un aspecto clorótico entre las nerviaduras y los pámpanos más externos pueden llegar a marchitarse hasta morir. En las uvas aparecen unas manchas características de la enfermedad. Los daños van aumentando, conforme las viñas atacadas va teniendo más años.

Hongo que origina la Yesca:

Stereum hirsutum, junto con Fomitiporia mediterranea. P. igniarius, son los agentes causantes de la yesca. Se desarrollan en el interior de la madera de la vid, provocando su desorganización y posterior necrosis. De forma excepcional puede evolucionar el hongo en la superficie de la cepa, con un carpóforo productor de basidiosporas, agentes de la difusión del inóculo.


Boletín de avisos de Sanidad Vegetal 

de Dir. General de Agricultura y Ganadería de la J de C. de Castilla-La Mancha - Estación regional de Avisos Agrícolas y Sanidad Vegetal CA El Chaparrillo - Ctra. de Porzuna s/n -13071 CIUDAD REAL -Telf.: 926 276 663 ext. 5 • Boletín ENERO 2015 Nº 1 Ver completo el boletín que tiene el siguiente texto: 

La Yesca o Acedo de la vid

Enfermedad ocasionada por los hongos Stereum hirsutum yFomitiporia mediterranea. Puede aparecer en cepas de mas de 10 años de edad, que producen una podredumbre seca y esponjosa de color amarillento en la madera de las zonas centrales del tronco y/o brazos, separada por una línea negra de consistencia dura de otra zona más exterior. Externamente esta enfermedad se puede manifestar de dos formas: lenta y rápida

 La forma lenta (más frecuente), puede afectar a uno o varios brazos de cepas aisladas, apareciendo manchas alargadas de coloración amarillenta entre los nervios de las hojas en variedades de uva blanca y coloraciones rojizas en variedades tintas, que posteriormente se necrosan. Los racimos pueden llegar a secarse. Enfermedad ocasionada por los hongos Stereum hirsutum y Fomitiporia mediterranea. Puede aparecer en cepas de mas de 10 años de edad, que producen una podredumbre seca y esponjosa de color amarillento en la madera de las zonas centrales del tronco y/o brazos, separada por una línea negra de consistencia dura de otra zona más exterior. Externamente esta enfermedad se puede manifestar de dos formas: lenta y rápida.  

La forma rápida o apopléjica, que afecta a la cepa entera, suele aparecer en pleno verano y en pocos días se secan totalmente las hojas y los racimos. Los daños son muy importantes, ya que provocan la muerte de la cepa en el mismo año (forma rápida), o en varios años (forma lenta).

MEDIOS DE LUCHA General para Complejo de hongos de la Madera:

Las principales vías de entrada de la mayoría de hongos que causan las enfermedades de madera de la vid son las heridas de poda. Estos hongos pueden sobrevivir en la madera muerta de las cepas y en los restos de poda abandonados, lugares que constituyen una importante fuente de inóculo de estas enfermedades.

Actualmente desde el punto de vista de la lucha química, no existen productos fitosanitarios curativos eficaces para combatir estas enfermedades, por lo que únicamente se puede actuar de forma preventiva.

Se recomiendan las siguientes medidas de prevención y/o culturales para impedir o dificultar la dispersión y el desarrollo de los distintos hongos patógenos causantes de estas enfermedades:

En plantaciones adultas:

- Marcar en verano las cepas afectadas para podarlas en invierno después de las sanas. Si la cepa está muy afectada se recomienda arrancarla y quemarla cumpliendo con la normativa vigente en materia de incendios forestales, así como los brazos afectados, para eliminar inóculo de la enfermedad.

- Podar con tiempo seco, evitando las heridas gruesas de poda, dejando transcurrir 4 días sin podar después de una lluvia o de una nevada. Inmediatamente después de podar aplicar un producto protector sobre los cortes gruesos de poda.

- Las herramientas de poda se desinfectarán después de podar una cepa afectada para no transmitir la enfermedad. La desinfección se puede hacer con lejía comercial diluida en agua al 50% o con alcohol.

- Algunas cepas afectadas por eutipiosis se pueden regenerar a partir de brotes bajeros que hayan brotado de madera sana, cortando la cepa por encima de los brotes.

- En las plantas con daños leves de yesca o acedo, se puede recuperar o alargar la vida de la cepa mediante una práctica utilizada tradicionalmente, el “método quirúrgico”, que consiste en abrir el tronco y colocar una piedra impidiendo que se cierre, facilitando la entrada del aire.

En plantaciones jóvenes:

- Para nuevas plantaciones utilizar material vegetal de alta calidad fitosanitaria y que presente un buen aspecto: grosor adecuado del patrón, callo basal bien cicatrizado, distribución uniforme de las raíces en la circunferencia del callo, zona del injerto sin roturas y cobertura uniforme con cera.

- Realizar una plantación adecuada, sin causar heridas en la planta, evitando condiciones de estrés durante los primeros años: no plantar en suelos compactados y/o anegados de agua, evitar riegos excesivos o periodos prolongados sin agua y realizar una fertilización adecuada sin forzar la producción.

- En el momento de la poda, si se observa necrosis en un brazo, cortar hasta encontrar tejido sano, o rejuvenecer la planta a partir de brote basal.

- Quemar los restos de poda cumpliendo con la normativa vigente en materia de incendios forestales.

Ver completo el boletín


 

Vídeo en el que explican la problemática de La Yesca en los viñedos y una solución que están probando para Yesca - Stereum necator de la vid - Stereum hirsutum & Phellinus igniarius:


 

Yesca de la vid - Stereum necator - Stereum hirsutum