La Fertilización en cultivo de Vid de Producción Integrada se debe ajustar a las normas específicas de cada zona. A continuación se dan unas normas técnicas, de zonas ejemplares en el cultivo de Vid en Producción Integrada:

Normas Obligatorias para La Fertilización en cultivo de Vid de Producción Integrada:

Se realizarán análisis de suelo como mínimo cada 3 años y siempre el primer año de incorporación al programa de producción integrada, para conocer las características y composición en nutrientes, del suelo.

En uva de mesa se realizarán análisis foliares al menos una vez al año y en viña, uno cada dos años.

El programa de abonado se confeccionará en base a los resultados de los análisis antes citados, teniendo también en cuenta otros factores como: composición del agua de riego, rendimientos, edad de la plantación, calidad del fruto, comportamiento vegetativo de la plantación, sistema de manejo y tipo de suelo.

Los micronutrientes, en caso de su aportación, se llevarán a cabo fundamentalmente por vía radicular.

Se minimizará en lo posible las aplicaciones foliares, que tendrán siempre una base justificada.

El análisis de agua se realizará cada dos años, en los meses de verano. Dichos análisis acompañarán al libro de la explotación. 

Normas Prohibidas para La Fertilización en cultivo de Vid de Producción Integrada

Los niveles de elementos nutritivos en hojas, en el periodo de Cuajado a Envero, no podrán mantenerse por encima de los valores máximos reflejados en las normas específicas, para las distintas especies y zonas.

No obstante, en suelos muy fértiles, podrán existir unas tolerancias para Fósforo y Potasio, siempre que el primer análisis de suelo así lo refleje. 

 Normas Recomendadas para La Fertilización en cultivo de Vid de Producción Integrada

Aportar al menos un 20 % de las necesidades nitrogenadas en forma de nitrógeno orgánico, procedente de compost organo-minerales o de estiércoles bien hechos y con garantías de estar exentos de agentes patógenos.

En uva de mesa, seguir las recomendaciones dadas por los equipos de la Consejería de Agricultura, Agua, especialistas en riegos y nutrición para los abonados, según zonas, tipos de suelos, variedades, etc.

Mantener durante un periodo mínimo de 2 meses, cubiertas vegetales, naturales o inducidas, en las parcelas de cultivo, destinadas a favorecer la recuperación y el mantenimiento de la fertilidad de los suelos.

 

La Fertilización en cultivo de Vid de Producción Integrada