Altica de la Vid, Haltica ampelophaga, su Lucha y Control Fitosanitario en Producción Integrada

Altica de la Vid, Haltica ampelophaga, escarabajo pequeño cuyos adultos se alimentan de hojas haciendo agujeros y las larvas solo comen por una cara de la hoja resperando la epidermis opuesta.

Descripción Altica de la Vid

El adulto es un pequeño escarabajo que mide unos 4 mm de longitud y 2 mm de anchura, cuerpo abombado, de color verde azul metálico. Los huevos son de forma ovoidal y de color amarillo, miden alrededor de 1 mm. Las larvas al principio son de color amarillento y al poco tiempo adquieren color oscuro (casi negro) y en su mayor desarrollo alcanzan unos 7 mm de longitud.

Las ninfas miden unos 4 mm. de longitud, de color anaranjado y se encuentran bajo tierra.

La plaga pasa el invierno en estado adulto bajo la corteza de las cepas dirigiéndose a la salida invernal a los brotes tiernos y realizando a continuación la puesta en el envés de las hojas, en grupos de 5 a 20 huevos. La nueva generación se desarrolla a lo largo del verano.

Dependiendo de la climatología de la zona puede existir una 3ª generación.

Altica de la Vid, Haltica ampelophaga, su Lucha y Control Fitosanitario en Producción Integrada

Síntomas y daños de Haltica ampelophaga

Los síntomas que producen en las hojas los adultos y las larvas son distintos:

 - Los adultos se alimentan de las hojas perforando el limbo, haciendo agujeros más o menos extensos.

-  Las larvas se comen las hojas por una cara, respetando la epidermis de la cara opuesta y los nervios de la hoja, dejándolas con aspecto parecido a un fino encaje.

Los daños importantes son producidos por los adultos procedentes de la invernación y las larvas de la primera generación. Si los primeros adultos aparecen pronto (estados fenológicos D, hojas incipientes – E, hojas extendidas), devoran las hojas de las yemas que acaban de abrir.

En caso de invasiones fuertes, los daños pueden llegar a ser graves y dejar las hojas tan sólo con las nervaduras, atacando incluso al racimo recién formado. Por el contrario, cuando las cepas tienen más vegetación resisten mejor los ataques y los daños son menores.

Período crítico para el cultivo

Desde el estado fenológico hojas extendidas (E) hasta bayas tamaño guisante (K). Las temperaturas templadas acompañadas de cierta humedad favorecen el desarrollo de la altica. En cambio los vientos con elevadas temperaturas de verano contribuyen a la mortalidad de las larvas jóvenes.

Estado más vulnerable de la plaga

Adultos y larvas.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Observación de los primeros adultos sobre las hojas en los estados vegetativos iniciales, observando periódicamente 25 cepas por parcela elegidas al azar o 4 hojas por cepa en 25 cepas por parcela. Posteriormente, coincidiendo con otros conteos que se realizan en la parcela, observación de larvas o adultos, así como de daños.

Umbral/Momento de intervención

No está definido para esta plaga. Tratar cuando se observen los primeros adultos en los estados vegetativos iniciales; sobre todo en parcelas donde es habitual la presencia de problemas ocasionados por esta plaga.

Medidas alternativas al control químico

Medios biológicos Existe en España un depredador de la altica: Zicrona coerulea (chinche azul). Otros depredadores y parásitos polífagos pueden colaborar en el control de la plaga.

Medios químicos

Tratamiento según estado y densidad de la plaga. En ocasiones suelen ser suficientes los tratamientos contra otras plagas (piral, polilla del racimo, etc.) que se realizan en esta época. Solo excepcionalmente puede ser necesaria una intervención específica contra esta plaga.

Se utilizarán los productos autorizados de forma específica en el Registro de productos fitosanitarios del MAGRAMA para esta plaga en el cultivo.

Bibliografía con información sobre Altica de la Vid, Haltica ampelophaga

Para más datos, consultar: “Los parásitos de la vid. Estrategias de Protección Razonada”. Coedición, MAPA y Mundi-Prensa. 5ª edición, 2004.

“Plagas y enfermedades del viñedo en La Rioja” Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, 2012. Gobierno de La Rioja.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Uva de Transformación. Madrid 2014.

 

Más sobre Altica de la Vid, Haltica ampelophaga

La Lucha Integrada y Control Fitosanitario de Altica Haltica ampelophaga en Producción Integrada del cultivo de Vid se debe ajustar a las siguientes normas técnicas específicas.

Se ha de tener en cuenta que en cada zona existen organismos que dictan normas técnicas y actualizaciones; también autorizaciones excepcionales para situaciones y zonas determinadas. También se han de considerar las posibles novedades técnicas y cambios en los registros y recomendaciones de productos.

A continuación se dan unas normas técnicas, de zonas ejemplares en el cultivo de Vid en Producción Integrada, para Uva de mesa y uva de vinificación

Criterio de Intervención Recomendado para Altica Haltica ampelophaga en cultivo de Vid de Producción Integrada:

CRITERIO DE INTERVENCIÓN RECOMENDADO Detección de primeros adultos sobre las hojas en los primeros estados vegetativos de la vid. 

Control Químico y Materias Activas contra Altica Haltica ampelophaga en cultivo de Vid de Producción Integrada: 

Clorpirifos (6)

Para el significado del número entre paréntesis ver abajo Restricciones de Uso

Control Biológico Fauna Auxiliar para Altica Haltica ampelophaga en cultivo de Vid de Producción Integrada: 

Nada

Control Biotécnico de lucha contra Altica Haltica ampelophaga en cultivo de Vid de Producción Integrada:

Nada

Métodos Culturales de lucha contra Altica Haltica ampelophaga en cultivo de Vid de Producción Integrada:

Puede ser controlada por medio de los tratamientos contra Piral.


Restricciones de uso de las Materias Activas autorizadas en Producción Integrada en Vid (Interpretación de los números):

1 Solo hasta cuajado. 2 Solo hasta final de floración. 3 Solo hasta inicio de envero. 4 Solo hasta inicio de envero, en uva de mesa. 5 Solo hasta inicio de envero, en uva de vinificación. 6 Solo formulaciones autorizadas para este uso. 7 Solo en cebos. 8 Solo gránulos. 9 Solo en tratamientos de invierno, para melazo. 10 Máximo una aplicación al año. 11 Solo en uva de mesa. 12 Solo en uva de vinificación. 13 Espolvoreo. 14 Producto con fecha de retirada voluntaria el 30-06-2012. 15 Inicio de vuelo. 16 Inicio de eclosión. 17 Entre inicio de vuelo e inicio de eclosión. 18 Producto con problemas de residuos. 19 No autorizado en parrales de vid. 20 Autorizado solo en parrales de vid. 21 Entre inicio de puesta e inicio de eclosión

La anterior lista de restricciones de uso de las materias activas autorizadas, se indica a título informativo, y son producto de la experiencia y los resultados de las buenas prácticas en el uso de tales productos, estando en todo momento sometida a lo que para cada formulado indique su correspondiente etiqueta. En los casos en que no coincidan los datos de ambas fuentes, se tomarán en consideración, siempre, las que figuren en la etiqueta. El aplicador se asegurará de leer con detalle la etiqueta del producto a utilizar, poniendo especial interés en las recomendaciones que figuran en el apartado de “Condicionamientos Fitoterapeúticos” y “Condicionamientos Preventivos de Riesgos”, en los que figuran las instrucciones a seguir para un correcto uso del producto, siendo el mismo, responsable de su cumplimiento.

 

Altica Haltica ampelophaga, su Lucha y Control Fitosanitario en Producción Integrada de Vid