Pin It

Vinos de Rueda con Denominación de Origen

Vino de Rueda, acierta con Vinos de la D.O. Rueda, cuestión de estilo.

Calidad y Tipicidad en la DO Vino de Rueda

La Denominación de Origen Rueda fue reconocida el día 12 de enero de 1980 por orden del Ministerio de Agricultura, siendo la primera Denominación de Origen reconocida en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, tras varios años trabajando por el reconocimiento y protección de su variedad autóctona: la Verdejo.

La Denominación de Origen Rueda cuenta con unos medios naturales muy favorables para la producción de vinos de alta calidad, siendo una zona especializada en la elaboración de vinos blancos, de amplio reconocimiento internacional. Así mismo, desde el 5 de agosto de 2008 los vinos tintos y rosados se encuentran amparados por la Denominación de Origen Rueda fecha en la que se publica el actual reglamento de la D.O. Rueda en el Boletín Oficial de Castilla y León.

La zona de producción amparada por la D.O. Rueda se encuentra en la Comunidad de Castilla y León y está integrada por 74 municipios, de los cuales 53 se sitúan al sur de la provincia de Valladolid, 17 al oeste de Segovia y 4 al norte de Ávila.

Las diferentes variedades de uva cultivadas están repartidas de manera irregular por los distintos términos municipales que conforman la D. O. Rueda. Sin embargo, el viñedo alcanza su mayor concentración e intensidad en los términos municipales de La Seca, Rueda y Serrada. Es el viñedo de la variedad Verdejo el que mayor superficie ocupa.

El carácter. Variedad Autóctona: La Verdejo - de la DO Vino de Rueda

El carácter Rueda está definido por tres elementos: la uva Verdejo, autóctona de la zona, el clima continental y los suelos cascajosos 

La uva Verdejo habita desde hace siglos en la Denominación de Origen Rueda. Su origen, aun no teniendo testimonios escritos de ello, se cree que puede coincidir con el reinado de Alfonso VI (siglo XI). En esa época se repobló la cuenca del Duero con cántabros, vascones y mozárabes, siendo estos últimos los que con mayor probabilidad trajeron la variedad Verdejo a España. 

Podemos acercarnos al vino blanco diciendo que el aroma y sabor de la Verdejo tiene matices de hierba de monte bajo, con toques afrutados y una excelente acidez. El extracto, factor de personalidad de los grandes vinos blancos, es perceptible por su volumen y su característico toque amargoso que proyecta en boca un destello de originalidad, acompañado de una gran expresión frutal. Son vinos de gran armonía, cuyo recuerdo tras el paso por boca invitan a continuar con la degustación.

Variedades Blancas de la DO Vino de Rueda

La D.O. Rueda es una de las pocas zonas vinícolas europeas especializadas en la elaboración de vino blanco y en la protección y desarrollo de su variedad autóctona, la Verdejo.

La fuerte personalidad de la Verdejo, la adhesión de otras variedades, así como un viñedo que ha aprendido a sobrevivir a la dureza de su entorno, casi hostil, para entregar al vino lo mejor de sí mismo, configuran el perfil de los vinos blancos de Rueda.

Verdejo
Sauvignon Blanc
Viura
Palomino Fino

Variedades Tintas de la DO Vino de Rueda

La Denominación de Origen Rueda, zona de reconocido prestigio por sus vinos blancos también elabora vinos tintos.

Históricamente esta zona ha contado con viñedos de uvas tintas, sobre todo antes de producirse la devastadora plaga de Filoxera a finales del siglo XIX, que fue la responsable de la práctica total desaparición del viñedo tinto, permitiendo la absoluta dominancia del viñedo blanco.

La D.O. Rueda ampara en su Reglamento, desde el 5 de agosto de 2008, la elaboración de vinos tintos y rosados en sus diferentes categorías de jóvenes, crianza, reserva y gran reserva, con gran predominio de la variedad tempranillo, conocida también en la región como tinto del país o tinto fino. Las variedades autorizadas para la elaboración han demostrado su perfecta adaptación a la zona, así como sus cualidades para la elaboración de vinos de calidad.

Tempranillo
Cabernet Sauvignon
Merlot
Garnacha

Los Vinos de la DO Vino de Rueda

Elaboración

A finales de los años 70 el vino blanco de Rueda era un vino gustoso, cálido, suave, con algunas notas rústicas. Como vino de lujo estaba el Dorado, memoria del blanco generoso del Siglo de Oro, considerado el vino de la Corte en la época de los Reyes Católicos. 

El gusto del vino rancio es el atributo que le dio renombre, cuya culminación fue una Orden Real de 1911 en la que se declaraba al vino “Tierra de Medina” como un vino especial “similares a los de Jerez y Málaga”.

El vino antiguo de Rueda fue el primero que se cotizó más caro cuanto más viejo. La mayor parte de los vinos se vendían jóvenes, incluso los vinos de Jerez, que hasta el siglo XVIII salían de los puertos gaditanos recién fermentados camino de su destino inglés. Ciertos documentos del siglo XVI distinguen el vino “trasañejo” (muy viejo) del “añejo” (más de un año), mientras que al vino nuevo se le llamaba “mosto”.

Raíces ancestrales

En los siglos XVII y XVIII, así como en la época medieval, las uvas, rebosantes de azúcar y portadoras de unas levaduras potentes, se transportaban a los lagares más cercanos por medio de los “coritos”, obreros vendimiadores que llevaban la uva arropada en sacas sujetas a la frente con correajes de cuero. 

Una vez la uva llegaba a la bodega, pasaba a los estrujadores de rodillo – accionados a mano mediante movimientos giratorios – donde se estrujaba. El siguiente paso correspondía a la tolva de la estrujadora. En ese momento, y a discreción, se añadía el espajuelo o sulfato de yeso.

El fruto permanecía así 24 horas, tras las cuales pasaba a una prensa de considerables proporciones conocida como “prensa de Alaejos”, donde la uva permanecía escurriéndose otras 24 horas, consiguiéndose así un mosto clarísimo.

Las fermentaciones eran largas y frías, facilitadas por el frescor de las profundas bodegas, a veinte metros bajo tierra. Como ayuda a la fermentación, se empleaba yeso y una práctica curiosa que consistía en golpear con un palo de madera los aros de las cubas con el fin de romper el equilibrio del carbónico.

Las clarificaciones se realizaban con la adición de arcillas o sangre, generalmente de toro o buey. La claridad o limpieza del vino se verificaba mediante un curioso procedimiento donde intervenía una pluma de gallina, cuyo cañón taponaba el pequeñísimo orificio de la cuba. Al retirar la pluma se permitía el paso de un chorro finísimo de vino que mostraba el grado de clarificación. El vino ya estaba listo para su venta y consumo.

Nuevos tiempos

Los tiempos han cambiado. Los factores de procedencia y origen priman ahora sobre la graduación y los tiempos de envejecimiento. 

La vendimia se realiza en el momento justo de maduración de la uva, factor clave para la elaboración. La mecanización de la vendimia permite evitar las oxidaciones de los mostos de forma que gran parte de la uva se vendimia por la noche, sin la presencia de luz solar, catalizador de la oxidación de los mostos y permite que la uva entre en las bodegas a temperaturas bajas, de 10-15 °C, frente a las temperaturas diurnas, de 24-28ªC del mes de septiembre.

Las fermentaciones se llevan a cabo en depósitos de acero inoxidables con temperatura controlada, criomaceradores en determinadas ocasiones y filtros de vacío que limpian el mosto sin descarnarlo de los nutrientes necesarios para las levaduras. Inmediatamente el vino queda limpio y pálido gracias a los filtrados de mosto previo y a las rápidas decantaciones por frío.

A los tres meses el vino toma un color ligeramente amarillo con un matiz verdoso de juventud, con un aroma y paladar fresco y afrutado. Este es el momento clave del embotellado del vino blanco tipo “Rueda Verdejo” y que hoy es la imagen más conocida de Rueda: vino de la cosecha, sin crianza y fruto de la más completa asepsia y de la aplicación de las últimas tecnologías, donde la variedad Verdejo es capaz de mostrar sus mejores aromas primarios, potentes y elegantes.

Otro ejemplo de estos “nuevos tiempos” y con el ánimo de aportar al mercado otra posibilidad en la gama de nuestros vinos blancos, es la Fermentación en Barrica que llevan acabo algunas bodegas de la D.O. Rueda, presentando unos vinos de gran calidad y amplios en sensaciones, donde los toques de vainilla y tostado, propios de la madera, se mezclan en perfecta armonía con los aromas frutales y de heno típicos de la Verdejo, variedad con gran estructura y personalidad capaz de aguantar esta estancia en barricas sin perder el equilibrio aromático y demuestra la gran amplitud de sensaciones que, junto a la tecnología y el buen hacer de nuestras bodegas, brinda al consumidor.

El viñedo de la DO Vino de Rueda - Datos

Superficie acogida D.O. Rueda. Superficie variedades inscrita en la D.O. Rueda :12.942,62 ha (actualización Vendimia 2013).

Producciones Máximas 

Variedades Blancas en espaldera:

Verdejo: 10.000 kg/ha.
Viura: 12.000 kg/ha.
Sauvignon Blanc: 10.000 kg/ha.

Variedades Blancas en vaso:

Verdejo: 8.000 kg/ha.
Viura: 10.000 kg/ha.
Sauvignon Blanc: 8.000 kg/ha.
Palomino Fino: 10.000 kg/ha.

Variedades Tintas: 7.000 kg/ha.

Densidad de Plantación

Plantaciones con formación en vaso: 1.100 cepas por hectáreas (mínimo) 
Plantaciones con formación en espaldera (*): 2.200 cepas por hectáreas (mínimo)

(*) A los efectos del cálculo del rendimiento, se considera “espaldera”, aquel sistema de conducción de la vid formando una estructura vertical de postes y alambres de sujeción, dispuestos estos últimos en al menos tres filas de alambres y con una altura mínima de 150 cm. desde el suelo hasta el extremo del poste, excepto en aquellos viñedos registrados como “espalderas” en el Consejo Regulador con anterioridad a la aprobación de este Reglamento o bien que se reestructuren a espalderas antes del 30 de junio de 2011.

Marco de Plantación habitual

En vaso: marcos de 3x3 mts.
En espaldera: marcos de 3x1,5 mts (con tendencia a una menor distancia entre las cepas).

Enoturismo en la DO Vino de Rueda

La Denominación de Origen de Rueda, comarca de viñedos, tiene una ubicación privilegiada en el centro de Castilla y León y tiene mucho que ofrecer a todo aquel que desee acercarse a ella. 

Desde sus famosos y bien reconocidos vinos blancos y sus bodegas, hasta sus villas con monumentos históricos y casas blasonadas, así como paisajes donde poder disfrutar de momentos inolvidables.

Esta tierra es la cuna de la uva Verdejo y alrededor de ella gira la economía de muchos de nuestros pueblos, junto con otros productos como el queso de oveja y pan, que el viajero no debe pasar sin saborear.

Aquel viajero que lo desee podrá acercarse a todas aquellas bodegas que tengan sus puertas abiertas, bien para conocer de primera mano los procesos de elaboración de los vinos de la D.O. Rueda o bien para poder adquirir algunos de nuestros reconocidos vinos blancos. Digno es de conocer, las bodegas subterráneas donde se elaboraban los famosos vinos de la tierra de Medina que enamoraron a los Reyes Católicos y que dieron fama a los vinos de la zona. Estas bodegas excavadas en muchos de nuestros pueblos bajo las propias casas, son sinónimo de historia, quietud y calma, algo tan ausente en la vida actual.

La Denominación de Origen, como mejor se la conoce es paseando por ella y disfrutando de sus vinos y sus gentes.

El 25 de febrero de 2014 La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) certificó la Ruta del Vino de Rueda, pasando a formar parte de este club de producto que agrupa los principales destinos enoturísticos del país. Más información en rutadelvinoderueda.com

Denominación de Origen Vino de Rueda

El origen de los vinos blancos de la Denominación de origen Rueda tal y como se conocen hoy en día data del 12 de enero de 1980 fecha en la que se aprobó, siendo la primera Denominación de Origen reconocida en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El Consejo Regulador tiene por misión principal la de controlar y velar por el respeto de las normas que recoge el Reglamento de la D.O. Rueda al que se someten los viticultores y bodegas acogidas, tanto en las fases de cultivo y vendimia, como en las de elaboración, crianza y contraetiquetado de los vinos. El Consejo Regulador tiene, por lo tanto, una función dinamizadora e impulsora de la calidad al velar por la constante mejora de los vinos que en su área se elaboran.

Contactar con Denominación de Origen Vino de Rueda
Consejo Regulador de la DO Rueda - C/ Real 8  47490 Rueda | Valladolid | España  T +34 983 868 248 F +34 983 868 135

 

Vinos de Rueda con Denominación de Origen