Pin It

Vinos de Lanzarote con Denominación de Origen

Los Vinos de Lanzarote con Denominación de Origen Lanzarote

Lanzarote es la isla más oriental del archipiélago canario.

El rasgo más relevante en la climatología de Lanzarote es su aridez. Ésta viene determinada por la escasa altitud y su orografía homogénea, cualidades que impiden que se alcance la cota de inversión del alisio, y por lo tanto, no se produce interceptación del mar de nubes ni la consecuente descarga de humedad como ocurre en la mayor parte de las Islas Canarias. Otros factores que determinan en menor medida la aridez de algunas zonas de la isla son la orientación y la cercanía geográfica al continente africano.

La práctica de cultivo de la vid se desarrolla en zonas en las que el suelo fue cubierto por una capa de lapilli de espesor importante. Estas circunstancias se dieron en zonas cercanas a conos de emisión, especialmente las que tuvieron lugar entre los años 1730 y 1736. La forma de desarrollar el cultivo consiste en la apertura de un hoyo de unos 3 m. de diámetro por 2-2,5 m. de profundidad hasta llegar a la superficie del suelo enterrado, en el que se produce la plantación de la vid con sistemas radiculares profundos. Frecuentemente, el hoyo, va acompañado de una estructura de piedra que actúa de cortaviento que protege a la plata y conjuntamente al primero, componen un paisaje vitícola propio de Lanzarote que alcanza su máxima expresión en La Geria.

Esta forma de cultivo no permite el uso de maquinaria, por lo que las labores se desarrollan de forma manual, además imposibilita el empleo de densidades de plantación altas, con el escaso rendimiento que esto conlleva, obteniéndose producciones bajas pero de calidad.

Los vinos de la denominación de origen Lanzarote se caracterizan por tener un marcado sabor volcánicomineral perfectamente equilibrada con la acidez relativamente alta que presentan.

Existe gran diversidad de variedades viníferas con predominio de las variedades blancas, y dentro de éstas la malvasía volcánica es su mayor representante. Se trata de una variedad autóctona, mayoritaria en la denominación de origen Lanzarote, perfectamente adaptada a las condiciones edafo-climáticas de la isla y en la que el binomio acidez-sabor volcánicomineral viene a determinar por extensión la característica diferenciadora de estos vinos.

No cabe duda, en un clima subdesértico, como el de Lanzarote, agudizado por los abrasadores vientos saharianos y en una tierra de naturaleza volcánica, el fomento de la viticultura como un ser vivo requiere agudez, tesón y originalidad. De ahí que sean los viñedos más singulares de la geografía española, unos enterrados en hoyos en forma de embudos, para que las raíces encuentren tierra fértil, otros protegidos de los vienos por muros semicirculares de piedra volcánica. Todos, en cualquier caso acolchados por una capa de ceniza volcánica (picón o lapilli), para que retenga la humedad ambiente.

Esta forma de cultivo, hace viable la supervivencia de las vides en un suelo volcánico y ha permitido la presencia de una variedad autóctona, la malvasía volcánica y la adaptación de las variedades viníferas, que proporcionan vinos en los que el equilibrio volcánicomineral-acidez está perfectamente conseguido y constituye la característica diferenciadora del vino de Lanzarote.

Zonas de la DO Vinos de Lanzarote

Lanzarote posee el paisaje más singular del archipiélago canario, modelada con la lava de numerosos volcanes, y con su aspecto lunar que en el Parque Nacional de Timanfaya alcanza matices espectaculares.

La zona de producción de esta Denominación de Origen se extiende por los municipios que constituyen la isla, distinguiéndose tres zonas vitícolas principales:

La Geria: Zona de viña situada entre los municipios de Yaiza y Tías. El enarenado es natural de hasta 5 metros de profundidad, fruto de las erupciones volcánicas.

Masdache: Es la zona más extensa y podemos diferenciar dos subzonas, la de Tinajo donde el sistema de cultivo es el de zanja perimetral y propiamente Masdache con extensos viñedos.

Ye-Lajares: Zona comprendida entre los municipios de Haría y Teguise. Es una zona de baja productividad dado el tipo de suelo de la zona. El marco de plantación es único en el mundo. Su cosecha es la más precoz, ya que se inicia la vendimia en el mes de Julio. El mosto termina su fermentación cuando el Beujolais (el más temprano vino de Europa, según dicen) está todavía en la parra. Las variedades con las que se elaboran los excelentes caldos que se producen en Lanzarote son: Malvasía, Listán Blanco, Moscatel, Diego, Burra Blanca, Breval, Pedro Ximénez, Listán Negra y Negramoll. La viña, predominantemente Malvasía, está perfectamente adaptada al medio y da una uva pequeña, de escaso rendimiento, pero de gran calidad por su equilibrio, sabor y perfume que luego traslada al vino. No debemos olvidar la variedad diego, variedad de maduración tardía y que proporciona unos vinos muy aromáticos.

El CULTIVO DE LA VID en la DO Vinos de Lanzarote

Densidad y marco de plantación:

En la zona Norte el marco de plantación oscila entre 1,5 y 2 m. Entre cada cepa.
En la zona de Tinajo, aproximadamente unos 1,5 m.
En la Geria el marco de plantación llega incluso, hasta los 4m.

Esta diferencia en los marcos de plantación es debido al sistema de cultivo que se utiliza.

En la zona de la Geria se usa el sistema de hoyos, debido al espesor de la capa de lapilli o picón, que en algunas zonas llega incluso a los 3 metros de altura. Es por ello, que la densidad de plantación es menor que en el resto de la isla.

En la zona de Tinajo y Haría se usa el sistema de zanjas, bien perimetrales o zanja en toda la parcela. La capa de lapilli en esta zona es menor, sobre todo en Haría, donde en algunas zonas es muy escaso. La principal zona en Haría es la de Yé – Lajares.

Poducción máxima autorizada: (en kg. por hectáreas): 7.000 kg. por ha.

Edad media: Oscila entre los 30 y 50 años como media general encontrándose cepas muy antiguas y también nuevas plantaciones de unos 5-6 años.

Tipos de poda: en rastra.

Tipo de vendimia: Tradicional, se realiza sin mecanización alguna, teniendo el mayor esmero posible, destinándose a la elaboración de los vinos protegidos, las partidas de uva sanas. La vendimia se efectúa en consonancia con la capacidad de absorción de las bodegas para evitar el deterioro de su calidad.

 

VARIEDADES DE UVA en la DO Los Vinos de Lanzarote

Blancas preferentes o recomendadas: Malvasía Volcánica, Moscatel de Alejandría, Vijariego o Diego, Albillo, Güal y Verdello.
Blancas autorizadas: Listán blanco, Burrablanca, Breval, Pedro Ximénez y Torrontés.

Tintas preferentes o recomendadas: Listán Negra o Almuñeco, Negramoll o Mulata, Malvasía Rosada y Tintilla.
Tintas autorizadas: Bastardo negro o Baboso negro, Cabernet Sauvignon, Merlot, Moscatel negro, Pinot Noir, Ruby Cabernet, Syrah, Tempranillo y Vijariego negro.

 

LOS VINOS DE LA DO LANZAROTE

Vino blanco

Graduación alcohólica adquirida mínima de 9% Vol.
Fase visual: vinos límpidos y brillantes, de color amarillo pajizo a verdoso.
Fase olfativa: vinos francos con aromas frutales y florales de intensidad media.
Fase gustativa: vinos que se presentan en boca frescos y con buena persistencia.

Vino rosado

Graduación alcohólica adquirida mínima de 9% Vol.
Fase visual: vinos límpidos y brillantes, de color rosado, de piel de cebolla a rosa frambuesa, pudiendo presentar ribetes violáceos.
Fase olfativa: vinos francos, con aromas frutales de intensidad media.
Fase gustativa: vinos equilibrados, agradables y, con un final afrutado.

Vino tinto

Graduación alcohólica adquirida mínima de 9% Vol.
Fase visual: vinos límpidos y brillantes, color del púrpura al rubí, pasando por granate y cereza.
Fase olfativa: vinos francos, con aromas frutales y/o florales y fondo mineral.
Fase gustativa: vinos suaves y ligeros en boca, equilibrados con un final muy agradable y buena persistencia.

Si el vino ha pasado por barrica presentará notas propias de la madera. En vinos envejecidos se observan notas de vainilla, especias, balsámicas y tostados, con un postgusto intenso y persistente.

Vino de uva sobremadurada

Graduación alcohólica adquirida mínima de 13% Vol.
Fase visual: vinos límpidos y brillantes, de color amarillo oro-dorado para variedades blancas o morado para variedades tintas.
Fase olfativa: vinos francos, con una intensidad aromática alta.
Fase gustativa: en boca es bastante untuoso y frutal.

Vino espumoso y espumoso de calidad

Graduación alcohólica adquirida mínima de 10% Vol.
Fase visual: vinos límpidos en los que se aprecia una burbuja fina corona constante.
Fase olfativa: finos que presentan aroma limpio de fruta fresca y flores blancas. Notas de panadería. Los rosados se presentan como vinos francos con aromas frutales.
Fase gustativa: vino agradable, fino y elegante.

Vino de licor

Graduación alcohólica adquirida mínima de 15% Vol.
Fase visual: vinos límpidos, de color amarillo pajizo a ámbar, para los blancos; de color piel de cebolla a rosa franbuesa pudiendo presentar ribetes violáceos para los rosados y color del púrpura al rubí pasando por granate y cereza en los tintos.
Fase olfativa: vinos francos, presentan aromas frutales y florales. Frutas maduras, pasificadas y, confitadas.
Fase gustativa: en boca es un vino denso, sabroso, equilibrado y muy complejo.

 

El Consejo Regulador de la DO Vinos de Lanzarote

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen “LANZAROTE” obtiene dicha denominación el 14 de Diciembre de 1.993 y el objetivo de la misma es certificar el origen y garantía de la calidad de los vinos que se producen en esta isla.

Para ello, se realizaba un control exhaustivo desde la vendimia hasta su embotellado, pasando por rigurosos exámenes analíticos y organolépticos.

Así una calificación favorable se certifica, a la vista del consumidor, con una contraetiqueta numerada y nuestro distintivo.

Tras la aprobación de los nuevos estatutos, publicado en el B.O.C. número 33, de 14 de febrero de 2008, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Lanzarote se convierte en una Corporación de Derecho Público, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines públicos y privados que tiene por objeto la gestión de la mencionada denominación de origen, siendo sus fines la representación, defensa, garantía, investigación y desarrollo de mercados y promoción, tanto de los vinos amparados como del nivel de protección, así como la prestación de servicios relacionados con estas actividades.

El control y seguridad alimentaria de los vinos de Canarias en general, y de Lanzarote en particular, es asumida por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentario, organismo público adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del gobierno de Canarias.

Contactar con Denominación de Origen Vino de Lanzarote
Consejo Regulador de las Denominaciones de Lanzarote - C.R. de la D.O.P. Lanzarote - Calle Arrecife, 9 35550 San Bartolomé de Lanzarote. Teléfono 928 52 10 48

 

Vinos de Lanzarote con Denominación de Origen