La agricultura de España y en general del sur de Europa, merece un reconocimiento por el esfuerzo que los agricultores hacen para asegurar que haya comida de calidad y sana, a nuestor alcance cada día en el año, en un planeta en el que en muchos lugares se pasa hambre.