Abichado del Olivo, euzofera, piral - Euzophera pingüis

Abichado del Olivo, euzofera, piral - Euzophera pingüis, lepidóptero cuyas larvas excavan galerías que provocan desde decaimiento de ramos y árbol, hasta  la muerte del Olivo.

Descripción

Se trata de un lepidóptero de la Familia Pyralidae. Es una plaga que produce daños que pueden ser de consideración en plantaciones y que a veces están relacionados con la susceptibilidad varietal.

Presenta dos generaciones al año. El invierno lo pasa en forma de larva activa en el interior de una galería, hasta que en primavera emergen los adultos, que buscan heridas en la corteza del tronco o ramas principales donde hacer la puesta.

Las larvas son xilófagas y al nacer se introducen directamente en el tronco, excavando una galería en el xilema, que puede llegar a producir la muerte del árbol. Las larvas, una vez completadas sus fases, se transforman en adultos que darán lugar a la generación de otoño, de iguales características que la de primavera, pero con menor intensidad. Esta generación es la que atraviesa el invierno hasta la primavera siguiente. (Tomado de Bejarano et al., 2011)

Abichado del Olivo, euzofera, piral - Euzophera pingüis

Síntomas y daños

Los síntomas de los daños varían, desde un decaimiento vegetativo más o menos intenso, hasta la muerte de una rama o el árbol entero, todo en función del número de larvas por tronco y del tamaño del olivo. Es fácil reconocer el ataque del abichado, o euzofera, como habitualmente es conocido, por la madeja de excrementos que quedan sobre la superficie del tronco.

Periodo crítico para el cultivo

En primavera si se producen heridas en el tronco o ramas principales.

Estado más vulnerable de la plaga

En estado de larva recién nacida.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

– Selección de la parcela de muestreo
No hay un procedimiento generalizado de muestreo.

– Número de árboles en cada parcela de muestreo
No hay un número de árboles mínimo para muestrear. Cuando se aprecian síntomas de posible ataque (seca de ramas, decaimiento generalizado), se diagnostica el ataque de esta plaga, buscando las larvas directamente en la base del tronco o de las ramas principales. Una forma de identificar la presencia de larvas es ver excrementos mezclados con serrín, colgando de los orificios de entrada del tronco.

– Número unidades de muestreo secundarias

– Trampas que deban utilizarse: descripción, número y modo de uso Es necesario colocar trampas tipo funnel (“polilleros”) con feromona y anotar las capturas, para determinar el momento del tratamiento, si fuese necesario hacerlo. Se coloca una sola trampa por parcela, desde el inicio de primavera hasta que descienden las capturas de adultos, y desde final de verano hasta que descienden las capturas de adultos. Cada semana se retiran los adultos capturados, se cuentan y se anotan. Puesto que los adultos mueren al aparearse y poner los huevos, cuando descienden las capturas indican que hay un mayor número de huevos puestos.

– Definición de las variables que se miden.
Para valorar el grado de ataque: número de galerías activas, que pueden identificarse por los grupos de excrementos que aparecen en el tronco. Para valorar el momento de tratamiento: número de adultos por trampa.

– Época de muestreo
Desde el inicio de primavera e inicio de otoño, hasta que desciende la curva de capturas.

Medidas de prevención y/o culturales

Si se detectan daños de esta plaga, las siguientes medidas preventivas son obligatorias: Evitar hacer heridas al tronco en el momento de vuelo de adultos en primavera. Si se producen heridas por causas accidentales, protegerlas con un sellador. No quitar las varetas hasta julio o agosto. Las medidas de prevención descritas en un apartado anterior son muy efectivas.

Umbral/Momento de intervención

Se recomienda hacer un tratamiento químico al llegar al siguiente umbral: Cuando existan daños: seca de ramas o un decaimiento generalizado. Dado que los tratamientos son larvicidas, hay que hacer el tratamiento cuando haya mayor número de larvas recién nacidas, es decir, a los 10-15 días del inicio del descenso de capturas de adultos.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos En olivares donde no hay un uso intensivo de insecticidas químicos, es frecuente el parasitismo por parte de parasitoides autóctonos.

Medios químicos

Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

A la hora de seleccionar los medios de control se priorizaran siempre las medidas de prevención y/o culturales, seguidas por el resto de medidas alternativas al control químico y por último los medios químicos.

El tratamiento se hace al tronco y base de ramas principales, no a la copa, con poca presión y mojando bien. Algunas formulaciones están registradas sólo para el tratamiento en primavera. Hay que tener especial cuidado con el respeto del plazo de seguridad en el tratamiento de otoño.

Bibliografía

Alvarado, M., J.M. Durán, A. Rosa, A. Serrano (1998) Contribución al conocimiento de Euzophera pinguis (Haworth, [1811]) (Lep.: Pyralidae), plaga del olivo. Boletín de Sanidad Vegetal PLAGAS, Vol. 24: 267-278.

Bejarano-Alcázar, J. D. Rodríguez-Jurado, J.M. Durán-Álvaro, M. Ruiz-Torres, M. Herrera-Mármol (2011). Unidad Didáctica 5. Control de enfermedades y plagas en producción integrada del olivar. En: Producción Integrada de Olivar, pp 55-90. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera. Junta de Andalucía. Sevilla.

Campos M. y E. Rodríguez (2004). Métodos de control integrado de la Euzophera pinguis en el olivo. Vida Rural, Nº 186: 50-53.

Ruiz Torres, M. (2011) Incidencia del abichado o euzofera en el olivar andaluz. Vida Rural, Nº 324: 32-36

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas en Olivar. Madrid 2014

 

Abichado del Olivo, euzofera, piral - Euzophera pingüis