Cebolla

Cebolla, origen y generalidades, así como su taxonomía, y descripciones botánicas, morfológicas, fisiológicas y ciclo biológico o agronómico.

CEBOLLA
Origen y generalidades de la Cebolla
La cebolla es un cultivo que se conoce desde la antigüedad. Se supone que procede de Asia Central. Las primeras referencias se remiten a la dinastía egipcia (3200 años A. C.). También existen citas en el Éxodo de los israelitas (1500 A. C.) y en la India (s. VI A.C).
Determinados autores clásicos, como Dioscórides y Colmuela, hacen mención al cultivo de la cebolla. Este cultivo solamente es conocido bajo condiciones de cultivo, y se piensa que deriva de algunas variedades silvestres.
La cebolla fue una hortaliza corriente en Europa, que posteriormente fue introducida por Cristóbal Colon en América. Cuando este cultivo se extendió por el mundo, aparecieron diversos cultivares que sufrieron adaptaciones a las diferencias climáticas. Las adaptaciones mas importantes van en relación con la respuesta a la longitud del día, las altas temperaturas y la subida a flor.
Es un alimento tónico, digestivo y con propiedades antirreumáticas. Determinados componentes de la cebolla son bactericidas, preventivas de enfermedades coronarias y cancerosas y que disminuye el colesterol.
Tiene diversos aprovechamientos: en fresco, en conserva, encurtidos, deshidratados, etc.

Encuadramiento taxonómico de la Cebolla
Liliaceae Juss.  Allium cepa L.

Descripción botánica de la Cebolla
Plantas anuales o perennes cultivadas como anuales, alógamas autocompatibles o apomípticas, con bulbo entero, globoso, elipsoideo o aplanado, de 6-12 cm de diámetro y con la túnica externa membranácea y de color blanco, amarillo, rojo o violáceo.
Hojas basales, cilíndricas, fistulosas, de 10 mm o más de diámetro, con el ápice largo acuminado y vaina que envuelve la parte inferior del tallo.
Flores con pedicelos de 1,5-3 cm en umbelas subglobosas o hemisféricas de 4-9 cm de diámetro sobre escapo cilíndrico, fistuloso e inflado en su mitad inferior. Espatas 2-3. Tépalos blancos, verdosos o liliáceos, de 3-4,5 x 2-2,5 mm, ovado-lanceolados los extremos y oblongo-lanceolados los internos. Estambres exertos. Ovario sésil. Cápsula de uno 5 mm de diámetro.
Semillas negras, angulosas de color negro y con la testa dura. 2n = 16, 24, 32.
Se cultiva por sus bulbos que se utilizan como condimento y que también se consumen en ensaladas, guisados o encurtidos.
Multiplica por semillas o por bulbos.
Regiones templadas de todo el mundo.

Caracteres morfológicos de la Cebolla
La cebolla se cultiva como una especie anual cuando se persigue la recolección de sus bulbos, pero también se cultiva como bianual si se quiere obtener semillas.
Tiene un sistema radicular fasciculado compuesto por un gran numero raíces. El tallo se desarrolla, normalmente, en el segundo año. Es un tubo caulinar hueco de sección cilíndrica que atraviesa el Bulbo. Este escapo da origen a la inflorescencia de tipo umbeliforme y forma redondeada. La infrutescencia tiene forma trilocular. Las semillas son negras y redondeadas y pierden por completo su capacidad germinativa al segundo año. En un gramo ha 250 semillas.
El bulbo botánicamente se denomina bulbo tunicado. Se forma por el hinchamiento de unas vainas envolventes amplexiculares insertas sobre el disco situado en la base del bulbo
La forma, color, dimensiones y consistencia de los bulbos son características de gran importancia que diferencian unas variedades de otras.

Caracteres fisiológicos de la Cebolla
Se pueden distingue cuatro fases en el ciclo vegetativo de la cebolla:
- Fase de crecimiento herbáceo: En esta fase se desarrolla ampliamente el sistema radicular y la parte aérea.
- Fase de formación de bulbos: Es la fase en la que cesa el crecimiento de la parte aérea y comienza la movilización de reservas que se van a acumular en el bulbo.
- Fase de reposo vegetativo: La planta entra en un periodo de latencia y no se desarrolla.
- Fase de reproducción sexual: Las reservas del bulbo son movilizadas y se desarrolla el escapo floral que dará lugar a la inflorescencia.
La cebolla es un cultivo que ha sido sometido a numerosos estudios que han dado lugar a diversas conclusiones.
Requiere fotoperiodos largos para formar sus bulbos, y cuando se habla de variedades de día corto en realidad son de fotoperiodo menos largo. A fotoperiodos largos, las altas temperaturas aceleran la formación de estos bulbos, y las bajas temperaturas pueden inducir a una floración prematura. A fotoperiodos cortos, la planta solamente tiene desarrollo de raíces y hojas.
Los crecimiento de los bulbos de la cebolla puede verse favorecido por una intensidad luminosa alta. También la densidad de plantación y el tamaño de la planta pueden influir en la formación de los bulbos.
Es una planta que resiste al frió, aunque necesita temperaturas altas y foroperiodos largos para formar sus bulbos. La temperatura óptima de crecimiento es de 12-23 ºC, según variedades.
Es medianamente tolerable a la salinidad y poco tolerante a la acidez.

Ciclo biológico o agronómico de la Cebolla
Los ciclos mas frecuentes utilizados en España son:
- Ciclo precoz. La variedad típica es la Babosa. Estas variedades se siembran a mediados de septiembre para ser transplantados a mediados de diciembre. La recolección se lleva a cabo los primeros días de mayo. Si se adelantan las siembras se pueden conseguir cosechas en abril.
- Ciclo medio. Típico de la variedad Liria o de medio grano. Estas variedades se siembran en noviembre-diciembre, se transplanta en febrero-marzo y se recolecta en julio-agosto.
- Ciclo tardío. Característico de la variedad Valenciana de grano. Se siembra en enero, para transplantar en abril y recolectar en julio-agosto. Si se siembra en periodos similares a la precoz se obtienen producciones tempranas.

 

Cebolla, taxonomía, y descripciones botánicas, morfológicas, fisiológicas y ciclo biológico o agronómico