Complejo hongos de madera de vid

El complejo de hongos de la madera de la vid son enfermedades que afectan a plantas jóvenes y adultas, produciendo importantes daños incluso la muerte de las cepas.

Descripción

Las enfermedades de la madera afectan tanto a planta joven como adulta.

Están causadas por hongos patógenos cuya característica común consiste en una alteración interna de la madera de la planta, ya sea por necrosis o pudrición seca, provocando una reducción del desarrollo y menor vigor, ausencia o retraso de la brotación, acortamiento de entrenudos, clorosis en hojas y/o marchitez, y un decaimiento general que puede acabar con la muerte de la planta.

Complejo hongos de madera de vid

Tipos de enfermedades, síntomas y daños

Actualmente, las enfermedades que presentan una mayor incidencia en España son:

Plantas jóvenes

Enfermedad de Petri

Causada por hongos pertenecientes al género Phaeoacremonium, y las especies Phaeomoniella chlamydospora y Cadophora luteo-olivacea.

Estos hongos afectan principalmente a la parte basal del patrón, colonizando los tejidos xilemáticos, de modo que al realizar cortes transversales y longitudinales de la madera se observan pequeñas punteaduras o estrías necróticas, respectivamente, correspondientes a los vasos dañados, observándose en ocasiones exudaciones gomosas.

Los síntomas de la enfermedad incluyen retraso en el desarrollo y escasa vitalidad, brotes con entrenudos cortos, hojas de menor tamaño y cloróticas, y en algunos casos, la muerte de las plantas.

Pie negro

Causado por especies pertenecientes a los géneros Campylocarpon, “Cylindrocarpon”, Cylindrocladiella e Ilyonectria, que afectan al sistema radicular y a la base del patrón, provocando lesiones necróticas y una reducción de la masa radicular.

Plantas adultas

Yesca

Causada principalmente por el hongo basidiomiceto Fomitiporia mediterranea que provoca una podredumbre seca y esponjosa de la madera en las zonas centrales del tronco y/o brazos que aparece separada por una línea negra de otra zona más exterior, de consistencia dura, en la que se aprecian puntos o estrías necróticas en los que se pueden encontrar Phaeoacremonium spp. y Phaeomoniella chlamydospora.

Externamente se puede presentar bajo dos formas: lenta y rápida o apopléjica.

En la primera, las hojas muestran en las zonas internerviales coloraciones amarillentas en las variedades de uva blanca y rojizas en las tintas, que posteriormente evolucionan a necrosis.

Los racimos pueden llegar a pasificarse prematuramente. Estos síntomas pueden manifestarse de forma crónica en algunas plantas y de forma totalmente errática en otras, mostrándolos un año pero no al siguiente.

En la forma apopléjica se produce la muerte repentina de la planta, generalmente en los meses de verano.

Eutipiosis

Causada por especies pertenecientes a la familia Diatrypaceae, siendo la especie Eutypa lata la más frecuente.

La madera atacada por estos hongos presenta, en sección transversal, una necrosis sectorial de color oscuro y de consistencia dura.

Las plantas afectadas muestran brotes débiles, con entrenudos cortos, hojas más pequeñas y algo deformadas, cloróticas y con necrosis, generalmente marginales. Los racimos, de aspecto normal hasta la floración, pueden sufrir un fuerte corrimiento.

Brazo negro muerto

Causado por especies de la familia Botryosphaeriaceae como Diplodia seriata o Neofusicoccum parvum, etc., que producen unos síntomas similares a los de eutipiosis: las yemas no brotan en primavera o dan lugar a pámpanos muy débiles.

Además, se observan necrosis sectoriales y de consistencia dura en la madera que, en sus primeras fases afectan a uno solo de los brazos de la planta, causando su desecación y muerte.

Dispersión e infección

En general, los hongos que causan las enfermedades de Petri y del pie negro de la vid se caracterizan por ser habitantes comunes del suelo.

Algunas de estas especies producen estructuras de resistencia que les permiten sobrevivir durante largo tiempo en ausencia de hospedante.

En el caso de los basidiomicetos asociados a la yesca, y los hongos que causan la eutipiosis y la enfermedad del brazo negro muerto, su dispersión se produce por esporas a través del viento y del agua de lluvia, medios a través de los cuales también pueden transmitirse las esporas de los hongos que causan la enfermedad de Petri.

Muchos de estos hongos sobreviven y presentan diferentes formas de producción de esporas en la madera muerta y en los restos de poda abandonados, que pueden constituir una importante fuente de inóculo.

Respecto a la infección de las plantas, se sabe que los hongos causantes de la enfermedad del pie negro infectan a las vides a través de heridas en las raíces o en la parte basal del patrón que está en contacto con el suelo.

En cambio, los hongos causantes de la yesca, la eutipiosis y la enfermedad del brazo negro muerto penetran en las plantas a través de las heridas de poda que se producen en la parte aérea de la planta. Los hongos causantes de la enfermedad de Petri pueden penetrar en la planta tanto a través de las raíces, como a través de las heridas de poda.

Medidas de prevención y/o culturales

Para nuevas plantaciones usar material vegetal de alta calidad fitosanitaria y que presente un buen aspecto: grosor adecuado del patrón, callo basal bien cicatrizado, distribución uniforme de las raíces en la circunferencia del callo, y zona del injerto sin roturas y una cobertura uniforme con cera.

Realizar una plantación adecuada, sin causar heridas en la planta, evitando condiciones de estrés durante los primeros años: no plantar en suelos compactados y/o anegados, evitar riegos excesivos o períodos prolongados sin agua, usar una fertilización adecuada sin forzar la producción.

Podar con tiempo seco evitando las heridas gruesas, dejando transcurrir unos días sin podar después de una lluvia o una nevada. Proteger las heridas grandes de poda con un producto protector autorizado.

En el momento de la poda, si se observa necrosis o podredumbre en un brazo, cortar hasta encontrar tejido sano, o rejuvenecer la planta a partir de brote basal.

En el caso de cepas adultas con podredumbre esponjosa interna, abrir parte del tronco verticalmente y limpiar la zona afectada hasta llegar al tejido sano, manteniendo después abierta la hendidura para falicitar aireamiento.

Destrucción de la madera muerta y de los restos de poda. Desinfestar los útiles de poda entre plantas.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

Protección de las heridas de poda con los productos autorizados en el registro para este cultivo y uso.

Bibliografía “Los parásitos de la vid. Estrategias de Protección Razonada”. Coedición, MAPA y Mundi-Prensa. 5ª edición, 2004. García-Jiménez J., Raposo R. y Armengol J., “Enfermedades fúngicas de la madera de la vid”. Pags.161-173 en: R. F. Jiménez Díaz y E. Montesinos Seguí, eds. Enfermedades de las plantas causadas por hongos y oomicetos. Naturaleza y control integrado. SEF-Phytoma-España, 2010.

Fuente y referencia: Publicación del MAPA - Ministerio de Agricultura de España, Guía de Gestión Integrada de Plagas en Uva de Transformación. Madrid 2014.

 

Más sobre Hongos de la Madera de Vid

La Lucha Integrada y Control Fitosanitario del Complejo de Hongos de madera Sphaeropsis malorum, Cylindrocarpon destructans, Phaeoacremonium aleophilum, Phaeomoniella chlamidospora , Fomitiporia punctata, Stereum hirsutum, Eutipa lata y otros hongos en Producción Integrada del cultivo de Vid se debe ajustar a las siguientes normas técnicas específicas.

Se ha de tener en cuenta que en cada zona existen organismos que dictan normas técnicas y actualizaciones; también autorizaciones excepcionales para situaciones y zonas determinadas. También se han de considerar las posibles novedades técnicas y cambios en los registros y recomendaciones de productos.

A continuación se dan unas normas técnicas, de zonas ejemplares en el cultivo de Vid en Producción Integrada, para Uva de mesa y uva de vinificación

Criterio de Intervención Recomendado para Hongos de madera en cultivo de Vid de Producción Integrada:

CRITERIO DE INTERVENCIÓN RECOMENDADO Observación de daños durante la brotación y en sarmientos, hojas y racimos en el periodo vegetativo.

Marcaje de plantas para actuar de forma específica sobre ellas durante la parada vegetativa.

Especial vigilancia del material durante el trasplante en el caso de plantaciones nuevas.

Para el significado del los números entre paréntesis ver abajo Restricciones de Uso

Control Químico y Materias Activas contra Hongos de madera en cultivo de Vid de Producción Integrada: 

Cubiet (aplicado después de la poda sobre los cortes, en pulverización)
Quinosol (14) (aplicado después de la poda, sobre los cortes, en pulverización)
Tebuconazol + resinas sintéticas (aplicado después de la poda sobre los cortes, con pincel)

Para el significado del los números entre paréntesis ver abajo Restricciones de Uso

Control Biológico Fauna Auxiliar para Hongos de madera en cultivo de Vid de Producción Integrada: 

Nada

Control Biotécnico de lucha contra Hongos de madera en cultivo de Vid de Producción Integrada:

Si se dispone de forma operativa, usar herramientas de poda que incorporan mecanismos de aplicación directa de un producto cicatrizante a las heridas, en el mismo momento de efectuar el corte.

Métodos Culturales de lucha contra Hongos de madera en cultivo de Vid de Producción Integrada:

Poda severa hasta alcanzar madera sana para forzar el rebrote de la cepa.

Destrucción por el fuego de tales restos.

Rajado y acuñado de parras y cepas en la cruz para airear esa zona.

Tratamientos cicatrizantes dirigidos a las heridas para impedir la entrada del hongo.

Retraso de la poda.

Los hongos de madera que pueden originar originar importantes daños en la vid son: Sphaeropsis malorum, Cylindrocarpon destructans, Phaeoacremonium aleophilum, Phaeomoniella chlamidospora , Fomitiporia punctata, Stereum hirsutum, Eutipa lata y otros hongos.


Restricciones de uso de las Materias Activas autorizadas en Producción Integrada en Vid (Interpretación de los números):

1 Solo hasta cuajado. 2 Solo hasta final de floración. 3 Solo hasta inicio de envero. 4 Solo hasta inicio de envero, en uva de mesa. 5 Solo hasta inicio de envero, en uva de vinificación. 6 Solo formulaciones autorizadas para este uso. 7 Solo en cebos. 8 Solo gránulos. 9 Solo en tratamientos de invierno, para melazo. 10 Máximo una aplicación al año. 11 Solo en uva de mesa. 12 Solo en uva de vinificación. 13 Espolvoreo. 14 Producto con fecha de retirada voluntaria el 30-06-2012. 15 Inicio de vuelo. 16 Inicio de eclosión. 17 Entre inicio de vuelo e inicio de eclosión. 18 Producto con problemas de residuos. 19 No autorizado en parrales de vid. 20 Autorizado solo en parrales de vid. 21 Entre inicio de puesta e inicio de eclosión

La anterior lista de restricciones de uso de las materias activas autorizadas, se indica a título informativo, y son producto de la experiencia y los resultados de las buenas prácticas en el uso de tales productos, estando en todo momento sometida a lo que para cada formulado indique su correspondiente etiqueta. En los casos en que no coincidan los datos de ambas fuentes, se tomarán en consideración, siempre, las que figuren en la etiqueta. El aplicador se asegurará de leer con detalle la etiqueta del producto a utilizar, poniendo especial interés en las recomendaciones que figuran en el apartado de “Condicionamientos Fitoterapeúticos” y “Condicionamientos Preventivos de Riesgos”, en los que figuran las instrucciones a seguir para un correcto uso del producto, siendo el mismo, responsable de su cumplimiento.


 

Hongos de madera de vid, descripción, síntomas y su Lucha y Control Fitosanitario en Producción Integrada