Las Suspensiones de abonos NPK  son soluciones sobresaturadas, en las que parte de los nutrientes no están disueltos y se mantienen en suspensión por la acción de arcillas especiales, tipo atapulgita, que evitan la precipitación de las partículas en suspensión, fundamentalmente el potasio.

En su fabricación entran a formar parte materias primas muy diversas. Su aspecto es de líquido espeso pero fluido, bastando una ligera agitación para recuperar sus propiedades físicas iniciales.

Comprenden formulaciones de NPK, NP y NK muy diversas, generalmente de alta graduación.

Las características que las definen son:
La densidad, 1,4 a 1,5 kg/l
El tamaño de sus partículas, inferior a 2 mm
Su viscosidad 
El pH, entre 6 y 6,5.

Las suspensiones se almacenan en tanques de polietileno o poliéster provistos de sistemas de agitación, para evitar la decantación. Se aplican por pulverización sobre la superficie del terreno, en las mismas dosis y momentos que otros complejos sólidos o líquidos. Pueden ser aplicados conjuntamente con herbicidas y otros productos. 

 

Suspensiones de abonos NPK - Fertilizantes en suspensión NPK