Pin It

El la agricultura de Producción Integrada definida por el Real Decreto 1201 se tendrán en cuenta las siguientes normas de fertilización y abonado.

Se realizará un programa de fertilización para cada cultivo y para toda la rotación, potenciando la aportación de fertilizantes naturales y reduciendo los químicos de síntesis.

En la programación habrá de considerarse que los fertilizantes provenientes del exterior concretamente fertilización directa, materia orgánica, aguas, deben compensar las extracciones de las cosechas y las pérdidas técnicas.

La base para estimar las necesidades de macronutrientes, excepto el nitrógeno, será el análisis físico-químico del suelo, que se realizará al menos cada cinco años.

Para comprobar que el programa de fertilización que se lleva a cabo es el adecuado, se hará un seguimiento analítico (hojas, savia, etc) a lo largo de cada campaña.

En la Producción Integrada se permite el uso de fertilizantes químicos, estableciéndose siempre un límite máximo para la aportación total de N/ha en cada cultivo. En algunos cultivos y CC.AA., se establece un límite máximo de Fósforo y Potasio, P2O5 y K2O. También, están establecidos unos límites máximos de metales pesados y patógenos que no pueden sobrepasarse.

Los micronutrientes sólo se aplicarán cuando un análisis previo determine su insuficiencia.   

Definición de Producción Integrada en agricultura según el Real Decreto 1201

Produción integrada es el sistema agrícola de obtención de vegetales que utiliza al máximo los recursos y los mecanismos de producción naturales y asegura a largo plazo una agricultura sostenible, introduciendo en ella métodos biológicos y químicos de control y otras técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y la productividad agrícola.

En España, en 2008, la Producción Integrada abarcaba una superficie de unas 472 mil ha, extendiéndose por todas las CC.AA. del país, alcanzando gran importancia en Andalucía (que supone el 63% de la superficie total), Aragón, Valencia y Extremadura.

Los cultivos afectados son principalmente olivar (43% del total), algodón, arroz y otros cereales.

Cada Comunidad Autónoma ha elaborado sus propias normas de Producción Integrada, aunque en 2002 se publicó el R.D. 1201 que la regula a nivel nacional y después se publicaron distintas Ordenes APA sobre hortícolas, cítricos, algodón y remolacha. Los operadores sujetos a normas de Producción Integrada deberán cumplimentar un cuaderno de explotación, donde se anoten todas las operaciones y prácticas de cultivo y sus actividades serán controladas por una entidad de certificación acreditada por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación).

 

Producción Integrada en Agricultura - Fertilización y abonado