Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata

Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata Wiedemann, los daños directos se deben al efecto de la picadura de puesta de la hembra sobre el fruto.

Descripción de Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata

La salida de los adultos de los puparios se produce al inicio de la primavera, cuando las condiciones climáticas comienzan a ser favorables para ello, el adulto se alimenta del fruto (néctar y jugo) y de secreciones de otros insectos o plantas.

El huevo eclosiona entre 2 y 4 días después de su puesta. La larva se alimenta de la pulpa del fruto excavando galerías. Cuando la larva de tercer estadio está llegando al final de su desarrollo, sale del fruto y “salta” al suelo, en donde se entierra unos pocos centímetros, para confeccionar el pupario. Finalmente emerge el adulto, que sale al exterior desde el suelo.

Dependiendo de las condiciones climáticas concretas puede llegar a tener hasta 7 u 8 generaciones anuales. Ello gracias a la existencia de frutales sobre los cuales desarrolla sus poblaciones, puesto que no sólo ataca a cítricos.

Todas las especies y variedades de cítricos, excepto el limón, son susceptibles. Sin embargo, sólo ataca aquellas que coinciden con condiciones climáticas aceptables para el insecto: clementinas tempranas (entre septiembre y noviembre) y naranjas tardías (entre abril y junio).

Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata

Síntomas y daños de Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata

Los daños directos se deben al efecto de la picadura de puesta de la hembra sobre el fruto, que es una vía de entrada de hongos y bacterias que descomponen la pulpa; y a las galerías generadas por las larvas durante su alimentación. Además, todo lo señalado produce una maduración precoz y caída del fruto. En conjunto, más que depreciación, pérdida total del fruto atacado.

El principal daño indirecto se debe a la restricción impuesta por otros países a la exportación de fruta con riesgo de haber sido atacada por C. capitata.

Periodo crítico para el cultivo

Como se ha indicado, la disponibilidad de planta hospedante y su coinciencia con unas condiciones climáticas óptimas son factores determinantes para las fluctuaciones de la plaga y, dadas las características de estos factores, determinan su presencia contínua y elevada y su consideración de plaga clave en los cítricos.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Determinación del nivel poblacional mediante el uso de trampas alimenticias y/o sexuales. Determinación de la presencia de los primeros frutos picados; para ello, se observarán 10 frutos de tamaño definitivo por árbol de 20 árboles por parcela.

Medidas de prevención y/o culturales

Recomendaciones: eliminación y destrucción de la fruta picada de la parcela y control de los frutales hospedantes diseminados (principalmente, higueras y nispereros),

Umbral/Momento de intervención

Tratar cuando el número de moscas capturadas por trampa y dia es de 2 antes del envero o de 0’5 durante o después del envero. La presencia de fruta picada justifica también la necesidad de efectuar tratamientos.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios biológicos

Actualmente, la acción de los enemigos naturales no es suficiente para controlar por completo los daños producidos por C. capitata. Lo cual no significa que no realicen un papel importante en la disminución de sus poblaciones.

Depredadores: la araña Pardosa cribata (Simon) (Araneae: Lycosidae) se alimenta de adultos de la mosca recién emergidos. El carábido Pseudophonus rufipes (De Geer) se alimenta de las pupas de la mosca presentes en el suelo.

Parasitoides: Desde 2002 se han importado tres especies de bracónidos: Cameron) y D. longicaudata (Ashmead) (parasitoides larvarios) y Fopius arisanus (Sonan) (parasitoide de huevos). Hasta el momento se han iniciado sueltas de Diachasmimorpha tryoni campo de las dos especies del género Diachasmimorpha, sin que pueda confirmarse, por ahora, su aclimatación a nuestra zona. Entre los parasitoides autóctonos los más abundantes son los pteromálidos: Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) y Spalangia cameroni Perkins. Ambos son parasitoides de pupas.

Medios biotecnológicos

Los métodos biotecnológicos para el control de C. capitata en cítricos, respetuosos con la fauna útil y no contaminantes, son los sistemas emergentes en los que se trabaja actualmente. Se trata de métodos promovidos por administraciones públicas y permiten el uso particular de los mismos a nivel de finca. Los más extendidos:

Trampas con atrayente, ya sea sexual y/o alimenticio, e insecticida, para utilizarse en nivel de parcela mediante el sistema de trampeo masivo o el sistema de atracción y muerte (Lure & Kill).

Quimioesterilizanción, el objetivo de esta técnica es la disminución de la población de la mosca de la fruta a medio-largo plazo en una amplia zona, mediante la utilización de trampas cebadas con atrayente y gel esterilizante. Las hembras, que ingieren el cebo, depositan en la fruta huevos que no eclosionan y los machos, que ingieren el cebo, esterilizan a toda hembra que copule con él.

Utilización de la técnica del insecto estéril (TIE), se trata de un método de control global de poblaciones en grandes superficies, que consiste en la liberación de grandes cantidades de machos estériles, lo cual es factible gracias a la existencia de una biofábrica productora de machos y un centro de procesado y análisis de estos organismos, previa a su suelta en campo.

Medios químicos

Dado que el fruto se encuentra próximo a su recolección y puesta a disposición del consumidor deberán seleccionarse aquellos productos fitosanitarios autorizados con plazo de seguridad adaptado a la fecha de recolección y priorizar la pulverización cebo. Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía con información de Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata 

Garcia Marí, F. 2012. Plagas de los cítricos. Gestión Integrada en países de clima mediterráneo. Ed. Phytoma. Valencia.

gipcitricos.ivia.es/area/plagas-principales. “Gestión Integrada de Plagas de Cítricos”, Ed. por Urbaneja A., Catalán J., Tena A., Jacas, J., http://gipcitricos.ivia.es, 2014.

Página web del registro de productos fitosanitarios: magrama.gob.es/ca/agricultura/ temas/sanidad-vegetal/productos-fitosanitarios/ fitos.asp.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guía de Gestión Integrada de Plagas de Cítricos. Madrid 2014

 

Mosca del Mediterráneo en cítricos, Ceratitis capitata Wiedemann, descripción, daños y control integrado