Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum

Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum Rossi, los ataques originan espigas caídas en el suelo, las cuales han sido cortadas por su base.

Descripción de Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum Rossi

Es un coleóptero cerambícido conocido comúnmente como “Tronchaespigas”, aunque también se le denomina como “Aguijonero”, al dejar el tallo derecho como un aguijón. El adulto tiene el cuerpo alargado (5-11 mm de longitud), es de color negro mate, cubierto de pelos pubescentes de color gris-amarillento y tiene las antenas largas, entre 1,5 y 2 veces la longitud del cuerpo.

La larva es ápoda, amarilla y mide entre 10-15 mm de longitud. El cuerpo es blando y solo tiene esclerotizadas las piezas bucales. La cabeza es alargada, con forma de huevo, ligeramente aplanada y presenta largos pelos dispersos. Tiene el tórax muy ensanchado y claramente separado del abdomen. Este último está formado por 10 segmento, 9 de ellos visibles.

Durante el mes de mayo el adulto realiza la puesta, de forma muy característica, en la zona media de los tallos de cereal, principalmente sobre trigo, aunque se le puede encontrar sobre cebada, avena y centeno. La hembra realiza una incisión con las mandíbulas sobre el tallo, y dentro deposita un único huevo. Se dice que una única hembra es capaz de poner unos 200 huevos. La larva se desarrolla en el interior del tallo y realiza una galería central en toda la longitud de éste. Esto produce su debilitamiento en la zona cercana a la espiga, provocando su desecación precoz y la caída ésta. La larva desciende por el interior del tallo, hasta la base, permaneciendo todo el invierno refugiada en los restos que quedan en las rastrojeras. Aunque en principio tiene una generación anual, algunos autores indican que puede durar en estado larvario hasta dos años.

Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum

Síntomas y daños de Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum Rossi

Los síntomas típicos de ataques son espigas caídas en el suelo, las cuales han sido cortadas por su base. En ocasiones el corte se da en una zona intermedia del tallo, quedando un pequeño trozo envuelto en la última hoja de la planta (hoja bandera), evitando que la espiga se caiga, por lo que estas espigas son cosechadas al no desprenderse del tallo.

Período crítico para el cultivo

A partir de la aparición de la espiga hasta la recolección.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Los muestreos que se realicen solamente son válidos para la parcela muestreada, aunque resultan indicativos de la situación de la plaga y pueden servir de alerta para el resto de la zona.

Iniciar los muestreos a partir de la apertura de la vaina de la hoja bandera (estado BBCH 47).

Para detectar la presencia de la plaga debe utilizarse una manga entomológica. Deben establecerse, al menos, cinco puntos de barrido en la parcela. Cada barrido debe consistir en, al menos, tres pases de manga de 180 º.

También es posible realizar seguimiento de capturas con trampas cromotrópicas engomadas, pero solo capturan cuando la densidad de población es muy elevada.

Medidas de prevención y/o culturales

Cuando se detecten ataques importantes, deben establecerse medidas preventivas para la campaña siguiente:

- Enterrar el rastrojo en las parcelas afectas con una labor profunda de vertedera.

- Rotaciones de cultivo. Evitar la siembra de cultivos sensibles en la parcela.

- Cosechar lo más bajo posible en las parcelas con presencia para destruir el mayor número de larvas.

Umbral/Momento de intervención

No está establecido el umbral de intervención.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos

En el momento de publicación de la guía, no existen tratamientos químicos autorizados para esta plaga en el cultivo de cereal.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizan las medidas preventivas.

Bibliografía con info de Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum Rossi

Junta de Castilla y León. 2006. Tronchaespigas (Calamobius filum, Cephus pygmaeus y Trachelus tabidus). Boletín fitosanitario 2/2006.

Junta de Extremadura. 2011. Tronchaespigas (Calamobius filum). Ficha técnica de sanidad vegetal nº 63.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Tronchaespigas o aguijonero del cereal, Calamobius filum Rossi, descripción, daños y control integrado